La mayor preocupación que Boca se trajo de su excursión en Quito fue la lesión de Mauro Zárate, quien duró apenas 18 minutos en cancha tras ser víctima de una dolencia muscular. Fue reemplazado por Emanuel Reynoso y salió con gestos de molestia.

Una vez arribado a Buenos Aires, el ex Vélez se dirigió a un centro médico situado en Recoleta donde los estudios determinaron el grado de su lesión: desgarro en el sóleo derecho. "Fue en un lateral que me giro y cuando arranco siento el pinchazo. Ahí paré porque no podía correr. Pensé que era más grave porque no podía pisar y me dolía bastante, pero es el sóleo", confirmó ante los medios.

Zárate se mostró aliviado por no padecer algo de gravedad aunque expresó: "Es una lesión un poco rompe huevo, pero nada que ver a lo otro (se dijo que podía tener comprometido el tendón de Aquiles). Unas horas después del partido se me fue el dolor y por eso me tranquilicé".

El momento de la lesión de Mauro Zárate frente a Liga de Quito

Su rehabilitación demandará al menos tres semanas, por lo que está descartado de los encuentros por Superliga ante Banfield, el Superclásico del 1° de septiembre en el Monumental ante River y Estudiantes de La Plata. Al mismo tiempo que se ausentará el miércoles que viene contra Liga de Quito por la revancha de los cuartos de la Libertadores. Recién contará con chances de retornar a las canchas frente a San Lorenzo por Superliga y de cara a las hipotéticas semifinales de Copa.

"Quiero recuperarme lo antes posible", advirtió MZ19, quien se someterá a trabajos específicos para acortar los tiempos de su recuperación.

SEGUÍ LEYENDO