Pella y Stephie llevan un año y un mes juntos
Pella y Stephie llevan un año y un mes juntos

Guido Pella vive un momento de ensueño: a los 29 años, llegó a cuartos de final de Wimbledon, tras vencer a dos pesos pesado como Kevin Anderson (N° 8 del ranking ATP) y Milos Raonic (17). Este miércoles, no antes de las 9 AM (hora argentina) se medirá ante el español Roberto Bautista Agut por un plaza en semifinales del tradicional certamen. "Por el contexto, no tanto por el rival, puede ser que la de Raonic fue la mejor victoria de mi carrera. Estaba dos sets abajo y además me permitió avanzar a cuartos de Wimbledon", señaló en diálogo con radio La Red.

Stephanie Demner, su novia desde un año y un mes, vibró con su talento desde las tribunas del All England y las cámaras siguieron sus reacciones casi tanto como sus mejores acciones. La modelo e influencer también participó de la nota. Y la pareja reveló detalles de su intimidad, en un ida y vuelta muy divertido.

"A Stefi que le encantan las redes sociales. Se puso a investigar y había miles de comentarios que decían que en la transmisión enfocaron más a ella que a mí", aceptó la raqueta N° 26 del mundo. "Lo bueno es que no hice papelones, chicos. ¿No puedo cobrar derechos yo?", chicaneó su novia sobre lo sucedido el lunes en el court.

La modelo reveló, entre otras cosas, cómo se dio el flechazo entre ambos. Y otros tenistas, como Diego Schwartzman y Mariano Zabaleta oficiaron de "cupido". "Yo lo busqué a él, bah, lo encontré. Entrando a las historias de Instagram de Peque Schwarzman, hice zoom y dije: '¡Eh! ¿Este chico?' Con el Peque somos amigos. Y le pregunté. No me dio las cosas muy claras, le pregunté a Zabala, le dije: 'Averiguame todo'. Y a los 5 minutos me dice: 'Te arreglé todo, te va a escribir'. Y empezamos a hablar", describió.

El divertido cruce de la pareja durante la entrevista

Stephie también explicó qué es lo que lo mantiene enamorada del tenista: "Es muy compañero. Es atento, cariñoso; lo que más me gusta es que me apoya, me aconseja, está presente, porque en general los deportistas están enfocados en ellos mismos y él no", reveló la ex pareja de Juan Martín del Potro y Rodrigo Mora. Y los celos, según apuntó Pella, no son un obstáculo para el amor: "Confío en ella a full. Si pasa algo malo, pasará y se replantearán cosas, nunca fui muy invasivo porque en el pasado me hizo mal".

Para mantener la armonía, Demner tiene una estrategia para que las redes sociales no generen una grieta. "Él nunca me dice: 'Che, esto no me gusta, esta foto me parece zarpada'. Quizás en verano subo un poquito más otras fotos, son en bikini, pero no subo un montón. Y si subo una zarpada, enseguida subo una con él, ja", explicó.

Además del tenis, en el futuro de Guido Pella está el casamiento. "Ya lo anunciamos. Él me ofreció casamiento en Disney, muy romántico todo", contó Stephanie. Todavía no hay fecha fija porque la agenda del circuito es ajustada. "Estamos muy bien, sabemos que por trabajo viajamos un montón. No es que quiero hacer algo a los tumbos, volver de una gira, casarnos y volver a viajar", señaló el tenista, pero su planteo derivó en una devolución furiosa de su pareja. "Si no nos casamos en 2020 le devuelvo el anillo".


El momento del triunfo de Pella ante Raonic y la emoción simbiótica: el tenista desde el césped; su pareja en la tribuna

¿Dónde será la ceremonia? "Nos casamos en Buenos Aires. Guido tiene una familia de no sé, 70 personas. Yo los amo", contó Demner. "Ella es la primera persona que yo siento que me genera una tranquilidad", adosó otra cucharada de azúcar el cuartofinalista de Wimbledon, un privilegio que sólo habían alcanzado otros cinco tenistas argentinos: Guillermo Vilas, Gabriela Sabatini, David Nalbandian, Paola Suárez y Juan Martín Del Potro.

Este doble éxtasis, por su paso firme en Wimbledon y por su vida personal, ¿continuará tras el partido ante el español Bautista Agut? "Es difícil. La realidad es que en un Gran Slam es difícil reconectarse al principio del partido. Es muy largo, por ahí estás cuatro horas, jugamos al tenis pero somos humanos. El tenis es un trabajo como cualquier otro y hay veces que no tenés tantas ganas de jugar, pero la tenés que maquillar. La cancha me deja frito, después de 4 horas no tengo ganas ni de vivir", le restó formalidad a la respuesta Pella, quien viene de batallar cinco sets ante Raonic. Pero en las tribunas volverá a estar su pareja, para inyectarle nuevas energías.

Este 2009 significó una explosión para el bahiense: ganó su primer título ATP (en San Pablo) y llegó a la final en Córdoba
Este 2009 significó una explosión para el bahiense: ganó su primer título ATP (en San Pablo) y llegó a la final en Córdoba

SEGUÍ LEYENDO: