Rodolfo D’Onofrio en la presentación desarrollada en Palermo (Nicolás Stulberg)
Rodolfo D’Onofrio en la presentación desarrollada en Palermo (Nicolás Stulberg)

Un salón alfombrado en formato de auditorio. Una veintena de camareros ofreciendo los más diversos canapés de salmón, jamón crudo y gazpacho, y un video que refleja las intenciones de Rodolfo D´Onofrio para el futuro fue la carta de presentación con el que el presidente de River expuso su última obra Parar la Pelota, liderazgo para transformar.

Para salir de la vorágine, de ese presente acelerado, roto agrietado…
Para movilizarnos y pasar a la acción.
Diseñar nuevas estrategias de crecimiento que nos permita volver a pensar con claridad y frescura.
Para eso hay que parar la pelota.
Rodolfo D´Onofrio nos comparte el resultado de una experiencia de una visión que va más allá del fútbol y que tiene la posibilidad de pensar un proyecto de país.

Las imágenes audiovisuales que se reproducen en la pantalla gigante del hotel Ilum son un claro indicio del objetivo que tiene el máximo responsable del club de Núñez cuando cumpla su mandato deportivo.

"Quise Parar la Pelota para pensar la realidad que estamos viviendo y cómo podemos mejorar nuestra realidad. Con información, estadísticas y mucho análisis en el libro expongo por qué es necesario cambiar", dijo el dirigente del Millonario en la presentación que estuvo a cargo de la periodista María O´Donnell.

María O’Donnell junto a Rodolfo D´Onofrio en la presentación del libro Parar la Pelota (Nicolás Stulberg)
María O’Donnell junto a Rodolfo D´Onofrio en la presentación del libro Parar la Pelota (Nicolás Stulberg)

Tras repasar su infancia en Ramos Mejía, sus días en el Nacional de Buenos Aires, sus conceptos marxistas y sus preocupaciones por los conflictos sociales que atraviesa el país, D´Onofrio aprovechó la ocasión para hacer un análisis de la problemática que afecta a la Argentina. "La pobreza no es culpa de los pobres, sino del modelo que tenemos en la Nación y del que se arrastra durante muchos años", deslizó ante más de 200 personas sin olvidar sus días en la secundaria: "Tenía muchos compañeros comunistas que ayudaban a los chicos más ignorados. Era en plena Revolución Cubana cuando creamos la Juventus Estudiantil Católica. Trabajábamos con el Padre Mujica en la Villa 31, que era mucho más chica de lo que es hoy. Por eso, la Grieta es lo peor que nos puede pasar, tiene que haber un consenso porque la división nos está destruyendo".

El modelo de éxito que implementó en la entidad de Núñez puede ser un ejemplo de lo que podría idear en un futuro lejos del fútbol. "En el club hicimos un proyecto, formamos un equipo y después decidimos quién tenía que ser el presidente. Pusimos en orden el aspecto económico con transparencia y nos fue muy bien. Sin embargo, fracasé en la AFA y hoy River no está en el Comité Ejecutivo, aunque estoy muy bien viendo todo de afuera", confesó D´Onofrio, pero aclaró que mantiene su apoyo con el combinado nacional que está disputando la Copa América: "Siempre voy a querer que le vaya bien a la Selección, pero cuando vuelvan los dirigentes de Brasil hay que preguntarles cómo puede ser que un equipo se siente en una cancha y no termine un partido".

Para el titular del Millonario uno de los aspectos fundamentales para comenzar a construir una solución a nivel nacional se basa en la educación, ya que según su mirada "hay que reestructurar el sistema con Políticas de Estado, como en su momento hizo Finlandia y hoy son los mejores del mundo en ese aspecto".

En referencia a la problemática de las barras que se instaló en el deporte más popular del mundo, D´Onofrio destacó que "en River hay más de 50 deportes y un colegio, lo que implica que durante el día haya más de 6.000 personas por las instalaciones del club con unas medidas de seguridad distintas a la de las jornadas en las que juega el equipo de Gallardo". Por lo tanto, recurrió a un episodio que ocurrió hace un tiempo en los pasillos del Monumental: "Entraron de modo violento 50 inadaptados a la confitería, los identificamos y les abrimos una causa en la Justicia. Se los puede combatir gracias a este tipo de medidas y al sistema de Tribunas Seguras que implementó el Gobierno".

Más de 200 invitados estuvieron presentes en la presentación de Parar la Pelota (Nicolás Stulberg)
Más de 200 invitados estuvieron presentes en la presentación de Parar la Pelota (Nicolás Stulberg)

Naturalmente, el recuerdo de la final de la Copa Libertadores ante Boca también estuvo presente en la tarde porteña. La cantidad de suspensiones y postergaciones que sufrió la revancha en el Antonio Vespucio Liberti se basó en "los constantes errores del operativo de seguridad". Como lo explicó en su momento, el presidente de la Banda destacó que "fue el partido más importante de la historia del fútbol argentino y enviaron al micro de Boca donde había 3.000 hinchas de River". "No fueron los barras los agresores, fueron unas personas con varias cervezas de más que creyeron que tirando piedras podían ayudar a River", agregó.

Las discusiones con Angelici, los reclamos de Boca hacia la Conmebol y la resolución de llevar el duelo a Madrid fueron otros puntos que molestaron al titular de la institución de Núñez. "Con Daniel somos muy distintos. No nos une nada para ir a comer un asado, pero él no cumplió con su palabra porque todavía tengo que ir al TAS para responder a sus reclamos. Todos vimos que le ganamos 3 a 1, pero él insiste. No termino de entender lo que hace. Lo mismo le pasó con la AFA, porque fue uno de los que gestó éste modelo y ahora debe estar arrepentido", enfatizó.

Luego de su presentación, Rodolfo D´Onofrio habló con Infobae y explicó por qué lanzó su libro en una época en la que todavía tiene el mandato en River. "La política siempre me gustó, pero elegí presentarlo ahora para terminar con las supuestas especulaciones que se decían sobre mi posible lanzamiento a la política. Yo no me estoy candidateando a nada, el día que termine con River estaré libre para poder hacerlo", detalló. 

Con el cierre de las listas para las PASO concretado, el titular del Millonario optó por la reserva sobre a qué espacio le brindará su apoyo: "A ninguno y a todos. Cuando me eligieron para ser presidente de River, yo tomé la responsabilidad de representar al club, y dentro de este club hay quienes votan a Macri, los Fernández, Lavagna, los socialistas y a todos los candidatos que hay. No tengo derecho para poner el caudal de River en un candidato. En esa no entro".

A D´Onofrio todavía le quedan dos años y medio de gestión con la Banda. Sus principales objetivos se basan en la búsqueda de refuerzos para continuar con la cosecha de títulos que ostenta el elenco que lidera Marcelo Gallardo. "Hoy no pienso en ningún cargo. Creo que hay que formar equipos, generar proyectos y después pensar en todas las reformas que se deberían hacer para empezar a mejorar las condiciones de los argentinos", dijo el presidente de River, quien por ahora exige Parar la Pelota.

Seguí leyendo