El estilo de Lucho González se caracteriza por sus tatuajes. El virtuoso volante con pasado en River y Huracán lleva en la piel a varios protagonistas que admira.

Su última obra fue la caricatura de Marcelo Bielsa, el legendario entrenador con pasado en las selecciones de Argentina y Chile que participó de los mundiales del 2002 y 2010.

El motivo que despertó el deseo del jugador de llevar al Loco en su piel se despertó luego del último gesto del entrenador basado en el Fair Play, cuando le pidió a sus jugadores del Leeds United que se dejen hacer un gol frente al Aston Villa en un partido correspondiente a la segunda división del fútbol inglés.

"Tengo de Maradona, de Messi, de Racing y de clubes por donde he pasado. El último que me hice fue el de Marcelo Bielsa, porque después del gesto de Fair Play que tuvo demostró lo que es como entrenador y como persona", dijo el mediocampista del Atlético Paranaense, que mañana se presentará en La Bombonera para cerrar el Grupo G de la Copa Libertadores frente al Xeneize.

Además del Globo y el Millonario, Lucho González pasó por el Porto, Olýmpique de Marsella y Al Rayyan de Qatar. Como el volante nunca pasó por la Academia, su tatuaje deja en claro su fanatismo por el club de Avellaneda.

Con la Selección, el referente del conjunto brasileño ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 y dos años más tarde participó del Mundial de Alemania. También llegó a la final de la Copa América en dos ocasiones (2004 y 2007, ambas con resultado adverso frente a Brasil).  

Seguí leyendo