El minuto 24 del segundo tiempo fue fatídico para River en el partido que disputó ante Aldosivi por la ida de los octavos de final de la Copa de la Superliga. En ese instante pasó de tener una ventaja de 1-0 y el control del encuentro a desconcentrarse y sufrir un empate que ya sería definitivo.

Fue en ese momento cuando Nacho Fernández, que otra vez exhibió un gran nivel, se metió en el área en velocidad y cayó torpemente ante la marca de Leonel Galeano. El mediocampista de River acusó un pisotón del rival y le reclamó al árbitro Mauro Vigliano que cobrara el penal, mostrándole cómo el accionar del defensor de Aldovisi le había saco el botín.

El ex Gimnasia de la Plata, enojado, tiró el calzado al suelo con vehemencia. El juez, considerando que se había tirado en el área y por lo exagerado de su reclamo, le mostró la tarjeta amarilla.

Todo esta seguidilla pareció sacar de foco al conjunto "Millonario", que quedó desordenado. El conjunto marplatense aprovechó esa confusión y, con una prolija acción, llegó al empate.

Mientras Fernández aún estaba protestando, el arquero Luciano Pocrnjic salió rápido desde el fondo y, en solo tres toques, Aldosivi llegó hasta el área de River. Cristian Chávez hizo gala de su potencia goleadora para darle el toque final a la jugada y sentenciar el 1-1 que ya sería inamovible en el marcador.

"De una posible jugada de gol para nosotros terminó siendo el empate para ellos", lamentó Marcelo Gallardo en la rueda de prensa posterior al partido.

Y, sobre la acción del supuesto penal, señaló: "Él (Nacho Fernández) dice que le engancha los cordones del botín. Fue una jugada muy fina. Claramente algo lo hace caer, yo me dejo llevar por lo que él me dijo".

River y Aldosivi volverán a verse las caras el próximo viernes, desde las 21.10, en el estadio Monumental. Tras el 1-1 en Mar del Plata, la revancha definirá cuál de los dos accederá a los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

SEGUÍ LEYENDO: