La polémica por la frase de Pablo Pérez continuó en la mesa de 90 Minutos de Fútbol. El sábado, Andy Kusnetzoff le preguntó en el programa PH sobre sus preferencias entre dos opciones: "¿Ir al último Mundial y salir campeón con Argentina o ganar la final de la Libertadores con Boca?". "Hubiera querido ir al Mundial, porque la camiseta de la Selección no se negocia con nada. Creo que defender al país es lo más lindo que hay y más jugando al fútbol como nos gusta a nosotros", respondió PP, lo que generó el enojo de los hinchas de Boca, dado que fue el capitán del Xeneize en la Superfinal perdida ante River. En ese contexto, Oscar Ruggeri, panelista del show de Fox Sports, defendió a Pérez.

Sin embargo, el conductor Sebastián Vignolo lo sorprendió con otro testimonio. Le advirtió que Juan Simón, defensor con pasado en Boca y compañero suyo en la Selección durante el subcampeonato en la final de Italia 90, pensaba diferente. "No me amargues el día que jugué con Simón. Si ya me tiraron así, espero lo peor, la barbaridad que habrá dicho…", se anticipó, con fastidio histriónico, tomándose la cabellera enrulada.

Inmediatamente, pusieron al aire la palabra de Simón. "Sufrí mucho esa final con Newell's", dijo, en alusión a la definición del título de Primera entre Boca y la Lepra en el 91, en la que se impuso el equipo dirigido por Marcelo Bielsa. "Esa final fue casi un año después de la de Italia 90, 366 días después. No tengo dudas, sufrí mucho más la final perdida contra Newell's que la final con Alemania. Me decís: 'Es una locura'. Pero yo soñaba salir campeón con Boca", completó su pensamiento el elegante zaguero que supo ser mánager del club de la ribera.

Cuando las cámaras tomaron a Ruggeri, ya se lo veía muy afectado por las palabras de su ex colega. "No, Simón, ¿qué hiciste? Por Dios, no está bien -comenzó, señalándose la cabeza-. ¡Pero si es de Newell's! No salió de Boca ni nada, ¿cuánto jugó en Boca?", exhibió su enojo.

"¿Le dolió más ese partido de mierda que la Selección? Dejame de joder… Me duele que haya jugado conmigo y piense así. ¡No le creo nada! No me verseen con la camiseta", volvió a apuntar contra Simón. Y apeló a la autorreferencia para ilustrar la diferencia del sentimiento con el club y la Selección. "La del 90 era la segunda Copa del Mundo en dos finales para mí. Y la tercera la tuvimos, pintaba bien…", describió, en alusión a lo sucedido en Estados Unidos 94, certamen en el que Argentina comenzó con dos victorias, pero luego surgió el doping de Maradona y la Selección ya no se recuperó y cayó en octavos de final frente a Rumania.

"No se me ocurre nada de lo que me pasó en los equipos que supere a la Selección. Y en River fui campeón del mundo, eh. ¿Qué quieren? ¿Quedar bien con la gente? ¿Que los saluden cuando van a la cancha?", concluyó, filoso.

SEGUÍ LEYENDO: