El agradecimiento entre lágrimas de Manu Ginóbili a su mujer: "Gracias por hacerme quien soy"

El bahiense le dedicó el cierre de su discurso a su mujer, Marianela Oroño, que lo acompañó en toda su carrera deportiva

La ceremonia del retiro de la camiseta número 20 de Manu Ginóbili tuvo de todo. Pero si hay algo que no faltó fue emotividad. Y a pesar que el bahiense no terminó de quebrarse, hubo varios pasajes de la celebración en los que se lo vio especialmente emocionado.

Uno de esos momentos fue cuando, después de hablar a Dante, Nicola y Luca, giró y miró directo a los ojo de su compañera de vida, Many Oroño. Esa mujer que, como Manu se encargó de explicar cuando se retiró, atravesó por lo mismo que él con la decisión de alejarse del básquet profesional.

"Y a vos, Many… Tendría que durar dos o tres horas el evento para agradecerte. Gracias por aguantar mis obligaciones durante 20 años. Que la siesta tiene que ser a esta hora, que el silencio tiene que ser total, que la comida esto, que no puedo salir porque estoy cansado y mañana juego. Gracias por bancarte todo eso y ayudarme a que todo esto sea más fácil y que solo tenga que pensar en jugar", le dijo Ginóbili a su mujer.

Llevan casi 15 años de casados. La unión matrimonial fue el 10 de julio de 2004, unos días antes que Manu y la Generación Dorada se hayan consagrado como el mejor seleccionado del mundo después de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Ginóbili le dedicó un momento especial a Marianela Oroño, su mujer, en la ceremonia (AFP)
Ginóbili le dedicó un momento especial a Marianela Oroño, su mujer, en la ceremonia (AFP)

"Gracias por bancarte veranos y veranos que tendrían que haber sido nuestro momento familiar disfrutando en una playa, descansando. Que me vaya a jugar muchos veranos con los chicos a Londres, Japón, China, Mar del Plata, y vos sintiéndote orgullosa de eso", continuó el cuatro veces campeón de la NBA con San Antonio.

Many fue la única novia de Ginóbili. Son más de dos décadas juntos, viviendo una vida ligada al éxito de Manu como profesional. Ahora, ya retirado, le prometió que tendrán todo el tiempo del mundo para recuperar los momentos perdidos.

"Gracias porque sé que te robé un montón de tiempo. Gracias por tu compañía, tu amistad, por hacerme quien soy. Por tantas veces relegar tanto de vos para ponerme como prioridad. Sé que estoy muy en deuda, pero tengo 40 o 50 años para retribuirte y haré todo lo que pueda para compensarlo", concluyó Ginóbili.

Su historia comenzó el 28 de septiembre de 1997. Ginóbili jugaba en Estudiantes de Bahía Blanca y su equipo visitó San Nicolás para enfrentar a Regatas. La casa del hoy entrenador de la selección argentina de básquet, Sergio Hernández, sirvió como el lugar para que ambos se conocieran.

Many, Manu, Dante, Nicola y Luca: la familia Ginóbili en el AT&T Center de San Antonio (AFP)
Many, Manu, Dante, Nicola y Luca: la familia Ginóbili en el AT&T Center de San Antonio (AFP)

El tiempo pasó. Juntos sortearon esos instantes que, por estar lejos de casa, no la habrán pasado bien. Ya en San Antonio, lograron formar una familia hermosa. Todo mientras el 20 de los Spurs se transformaba en un ícono para la ciudad. En el hombre que se convirtió en una leyenda de la NBA.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

Stefan Zweig, aquí y ahora: el hombre que escribió su “breve historia del siglo XX”

“El mundo de ayer”, del gran escritor austríaco, vuelve a ser publicado con una nueva traducción. Infobae Cultura adelanta el prólogo de una obra central de la literatura

Alexa Moreno habló sobre su posible retiro de la gimnasia: “tengo que meditar muchas cosas”

La atleta olímpica regresó a México después de participar en Tokio 2020 y ahora tendrá que analizar su situación para definir lo que pasará con su carrera deportiva

Liniers, entre el adiós a ‘Macanudo’ y la búsqueda de “un nuevo tipo de libro”

Desde EE.UU., el historietista argentino, ganador del ‘Oscar’ del cómic, reflexiona sobre el fin de la tira que lo catapultó, los nuevos proyectos y el espacio de los dibujantes latinoamericanos en la industria, entre otros temas

Matthew McConaughey y el libro necesario y reparador que escribió entre risas y llanto durante 52 días en el desierto

“Greenlights” acaba de salir en español. Es una autobiografía donde repasa la montaña rusa emocional de su infancia y narra episodios terribles como el abuso sexual que sufrió a los 18 años, todo cruzado con un ensayo motivacional. A propósito de la violación, la estrella de True Detective dijo no veía constructivo detenerse en los detalles ya que eso convertiría a los lectores en voyers

Dos participantes de La Voz Argentina mostraron su química en escena y Marley celebró el amor: “¡Se ha armado una pareja!”

Tomás Peñaloza y Yassiel Colmenares, del Team Mau y Ricky, deslumbraron con una canción de Rosalía. ¿Qué pasa entre ellos?
MAS NOTICIAS