Los jugadores de Boca Juniors recogen las medallas tras perder contra River Plate en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores que ambos equipos han jugado en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid, y que terminó con la victoria de River Plate por 3-1 (EFE)
Los jugadores de Boca Juniors recogen las medallas tras perder contra River Plate en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores que ambos equipos han jugado en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid, y que terminó con la victoria de River Plate por 3-1 (EFE)

Pasaron 86 días de la definición histórica en Madrid. En el estadio Santiago Bernabéu, River se consagró en la Copa Libertadores con un triunfo ante Boca por 3 a 1. Darío Benedetto anotó el tanto para el "Xeneize", mientras que Lucas Pratto niveló en tiempo regular. Juan Fernando Quintero y Gonzalo Martínez, ambos en el segundo tiempo suplementario, le dieron el título al "Millonario".

En estos casi tres meses, mucha agua corrió debajo del puente de La Boca. La dirigencia, comandada por Daniel Angelici, sigue estando en el ojo de la tormenta en un año político que lo hace todo aún más difícil. El presidente no fue el único que pagó aquella derrota porque varios referentes también quedaron marcados y algunos de ellos fueron desterrados por ello.

Otros, por el peso específico de su historia en el club, se mantuvieron, mientras que también se encuentran los que a fuerza de sangre y sudor se ganaron el reconocimiento de su gente. De cara al debut de esta noche por la Copa Libertadores 2019 frente a Jorge Wilstermann, un resumen de lo que ocurrió en Boca desde la final perdida en Madrid al presente.

LOS DESTERRADOS

Pablo Pérez: Fue capitán en varias oportunidades y para Guillermo Barros Schelotto era uno de los máximos referentes. Nunca llegó a ganarse el respaldo total del público e incluso llegó a tener un cruce en un encuentro disputado en la Bombonera. Su sacrificio y entrega le valieron los reconocimientos, pero algunas declaraciones suyas posteriores a la fatídica noche de Madrid le terminaron marcando la puerta de salida del club y fue transferido a Independiente.

El árbitro Andrés Cunha, de Uruguay, le muestra la tarjeta roja a Wilmar Barrios en el primer tiempo suplementario del juego ante River por la final de vuelta de la Copa Libertadores disputada en el Santiago Bernabéu de Madrid (AP)
El árbitro Andrés Cunha, de Uruguay, le muestra la tarjeta roja a Wilmar Barrios en el primer tiempo suplementario del juego ante River por la final de vuelta de la Copa Libertadores disputada en el Santiago Bernabéu de Madrid (AP)

Wilmar Barrios: Uno de los futbolistas más valorados por el público y también por la dirigencia. Su entrega y sacrificio le valieron la titularidad pese a que en un comienzo el "Mellizo" no lo tenía en cuenta. El colombiano quedó marcado por su expulsión en el primer tiempo suplementario ante River en Madrid. Si bien para algunos fue exagerada la decisión del árbitro, otros le recriminaron que, en los partidos clave, sobre todo ante el clásico rival, nunca rindió. Todo esto sumado a la tensa relación entre la dirigencia y su representante, por una presión para forzar una venta, llevaron a la Comisión Directiva a venderlo al Zenit de Rusia.

Guillermo Barros Schelotto: Aunque es considerado un ídolo por todos, el "Mellizo" fue otro actor importante que salió muy golpeado con la derrota ante el clásico rival. Venía siendo cuestionado por el funcionamiento del equipo, pese a que se había coronado campeón de la Superliga. La Supercopa Argentina perdida ante River a principio de 2018 lo marcó y esta nueva caída por la Copa Libertadores fue la gota que colmó el vaso. Por este motivo, la dirigencia decidió no renovarle el vínculo que se había terminado en diciembre pasado, aunque desde el entorno del DT ya se venía advirtiendo que la relación estaba desgastada. Guillermo acordó su incorporación como DT de Los Ángeles Galaxy de la MLS de los Estados Unidos.

Guillermo Barros Schelotto, entrenador de Boca Juniors, tras la final de Copa Libertadores perdida ante River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (AFP)
Guillermo Barros Schelotto, entrenador de Boca Juniors, tras la final de Copa Libertadores perdida ante River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (AFP)

En menor medida, Leonardo Jara y Lucas Olaza "padecieron" la derrota y buscaron nuevos rumbos. El primero recibió muchas críticas en el último tiempo y decidió sumarse a préstamo al DC United, mientras que el uruguayo nunca pudo ganarse un lugar y acordó con el Celta de España, una operación forzada para liberar el cupo de extranjeros.

Además, entre otros, se fueron: Lisandro Magallán (Ajax), Leonardo Balerdi (Borussia Dortmund), Sebastián Pérez (Barcelona de Ecuador), Agustín Rossi (a préstamo al Antofagasta de Chile), Edwin Cardona (se venció su préstamo, volvió a Monterrey y fue vendido al Pachuca) y Cristian Espinoza (se venció su préstamo, retornó al Villarreal y se fue a préstamo a San José Earthquakes de la MLS).

LOS INTOCABLES

Carlos Tevez, con pocos minutos en el ciclo de Guillermo Barros Schelotto, es el máximo referente del Boca de Gustavo Alfaro (Fotobaires)
Carlos Tevez, con pocos minutos en el ciclo de Guillermo Barros Schelotto, es el máximo referente del Boca de Gustavo Alfaro (Fotobaires)

En este rubro, hay que separar a Carlos Tevez y Fernando Gago del resto. El "Apache" es el máximo referente e ídolo del club. Es quien cuenta con el mayor respaldo de la dirigencia encabezada por Daniel Angelici, también por el nuevo DT Gustavo Alfaro, aunque sufre cuestionamientos por una parte del público. Hoy por hoy es la bandera del equipo. En tanto, "Pintita", quien se recupera de una ruptura en el tendón de Aquiles, evalúa rescindir su contrato, aunque no confirmó si se retirará de la práctica profesional.

Darío Benedetto y Nahitan Nández son los que aparecen como intocables, pero gracias a su rendimiento. El "Pipa", uno de los más ovacionados cada domingo en la Bombonera, fue uno de los pocos que cumplió ante River, marcando goles en las dos finales de la Copa Libertadores. Con números solo comparables al ciclo de Martín Palermo, el máximo goleador histórico del club, Benedetto cuenta con mucho crédito por delante. En tanto, el uruguayo se ganó pleno reconocimiento por su entrega y sacrificio, sobre todo, en la revancha disputada en Madrid. Sufrió un foco de conflicto con la dirigencia cuando buscó ser uno de los mejores pagados del plantel. El público no se inmutó, lo siguió respaldando y es una pieza clave del equipo.

Nahitan Nández y Darío Benedetto, en acción durante la final de Copa Libertadores frente a River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (REUTERS)
Nahitan Nández y Darío Benedetto, en acción durante la final de Copa Libertadores frente a River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (REUTERS)

LOS PERDONADOS Y EVALUADOS

Ramón "Wanchope" Ábila, Carlos Izquierdoz y Mauro Zárate son los otros futbolistas que pudieron salir airosos del terremoto que fue perder la final ante el clásico rival. A ellos se le suman Emmanuel Reynoso quien, con mucho más rodaje desde la llegada de Gustavo Alfaro a la conducción técnica, es uno de los recuperables. En tanto, dentro del rubro evaluados aparecen el colombiano Sebastián Villa, Julio Buffarini, Emmanuel Mas y Frank Fabra, quien se encuentra en la puesta a punto tras la ruptura de ligamentos de rodilla.

LOS REFUERZOS

Gustavo Alfaro y Nicolás Burdisso, entrenador y director deportivo de Boca (Crédito: @BocaJrsOficial)
Gustavo Alfaro y Nicolás Burdisso, entrenador y director deportivo de Boca (Crédito: @BocaJrsOficial)

Marcos Díaz (Huracán), Iván Marcone (Cruz Azul), Jorman Campuzano (Atlético Nacional), Lisandro López (Genoa), Junior Alonso (Lille) y Kevin Mac Allister (Argentinos Juniors).

Estas caras nuevas están exentas de críticas y reconocimientos por la final de Copa, pero no así de las presiones que existen desde aquella histórica caída. Todos ellos buscarán entrar en la consideración del DT y de la hinchada, algunos como el caso de Iván Marcone, ya lo están logrando.

Dentro de este rubro también aparecen el entrenador, Gustavo Alfaro, y Nicolás Burdisso, flamante director deportivo de Boca.

SEGUÍ LEYENDO: