Pese a que desde su llegada a Boca está invicto y se encuentra tercero en la tabla de posiciones, el equipo de Gustavo Alfaro no brilla por su juego y aún no se ganó del todo al público azul y oro. Es así que el DT usó una particular metáfora para describir el presente del Xeneize.

"Es como un Falcon Sprint. Tiene buenas butacas y un buen motor, solo hay que afinarlo un poco y acelerarlo a fondo", respondió el Lechuga ante la consulta de un periodista de TyC Sports.

Claro que la referencia fue por una vieja cábala del técnico. En su paso por Arsenal, donde ganó tres títulos (Clausura y Supercopa Argentina 2012 y Copa Argentina 2013), comparó al elenco de Sarandí con un Renault Gordini. Mientras que a Huracán, al que salvó del descenso y clasificó a la Copa Libertadores, lo definió como un Dodge 1500.

Luego de la victoria ante Lanús, Alfaro sabe que el equipo pudo escalar posiciones en la Superliga, pero reconoce que aún está lejos de pelear el torneo con Racing y Defensa y Justicia. "Todavía falta ganar el partido del miércoles (jugará el postergado ante Atlético Tucumán, desde las 21, en la Bombonera), si no nos ven lejos todavía", concluyó.

El elenco de la ribera acumula 35 puntos y adeuda un partido. Encima de él están la Academia, con 42 (juega frente a Godoy Cruz) y el Halcón, con 45 unidades, cuando restan seis fechas por disputarse.

Seguí leyendo: