Lionel Messi debió salir al rescate de Barcelona. Ernesto Valverde decidió que integrara el banco de suplentes, dado que venía de ser protagonista en el duelo por Copa del Rey ante Levante. Sin embargo, en el inicio de la segunda parte, Leganés sorprendía a Barcelona en el Camp Nou e igualaba 1-1. Hasta que a los 64′ ingresó para darle la victoria al líder de la Liga de España: propició el tanto de Luis Suárez (cargado de polémica) y firmó el 3-1 para derrumbar las esperanzas del adversario de turno.

El Barcelona comenzó dominando el partido pero sin generar claras ocasiones de gol. El Leganés, en tanto, buscó presionar arriba para incomodar la salida del cuadro azulgrana, que se apoyó durante todo el primer tiempo en Ousmane Dembelé para crear juego en ataque.

Después de insistir por media hora, el cuadro culé encontró los espacios que necesitaba tras una jugada del ex Borussia Dortmund, que se vistió de Messi, encaró por el medio, asistió a Jordi Alba y éste se la devolvió al medio del área para que el francés definiera a palo más lejano de Iván Cuéllar.

El segundo tiempo comenzó con un inesperado gol del conjunto visitante que logró igualar el marcador a los 56 minutos tras una corrida de Martin Braithwaite, que se escapó de Jordi Alba y definió ante la salida de Marc André Ter Stegen. En consecuencia, Ernesto Valverde debió apelar al ingreso de Lionel Messi.

Y, a los 70 minutos de juego, el propio astro rosarino remató desde la puerta del área, provocó una atajada monumental del arquero visitante, y Luis Suárez anotó el 2-1 tras capturar el rebote. La polémica se generó porque el uruguayo, al impactar el balón, también golpea el brazo de Iván Cuéllar. Sin embargo, el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea consultó al VAR y convalidó la acción, a pesar de las airadas protestas del Leganés.

Pero ya en tiempo de descuento Messi se encargó de cubrir la polémica con una genialidad con su sello: combinó una vez más con Jordi Alba, quien le devolvió el balón en el centró del área para que el capitán culé, de derecha, rubricara el 3-1. Así, Barcelona volvió a tomar ventaja de cinco puntos respecto del Atlético Madrid, su escolta. Porque con la Pulga en el campo de juego todo es más sencillo…

Formaciones:

Posiciones: