Si en el campo de juego del mítico Santiago Bernabéu la celebración ya había sido por demás intensa, el vestuario visitante del estadio del Real Madrid fue pura ebullición. Allí la delegación de River Plate, campeón de la Copa Libertadores tras superar 3-1 a Boca, explotó de alegría por el resultado histórico.

Así, los propios futbolistas se encargaron de transformarse en reporteros de la fiesta. A través de sus cuentas en redes sociales, Gonzalo Martínez y Lucas Martínez Quarta abrieron la ventana de la intimidad del vestuario del elenco que logró el trofeo más importante del continente por cuarta vez en su historia.

El Pity se paseó por todo el vestuario Se sumó al cantito que lo tiene como protagonista ("el Pity Martínez, que loco que está", con final dedicado para Boca), se abrazó con varios de sus compañeros (con un momento especial para Rodrigo Mora) y se sucedieron las bromas. De fondo también sonaron algunas dedicatorias.

El defensor, por su parte, hizo pública una canción subida de tono estrenada particularmente tras la Superfinal, con Boca en la mira.

SEGUÍ LEYENDO: