REUTERS/Paul Hanna
REUTERS/Paul Hanna

Luego de recibir uno por uno la medalla de campeón por haberse impuesto 5-3 en el global de la Superfinal de la Copa Libertadores ante Boca, los jugadores de River improvisaron, entre otras perlitas, el clásico cántico para ovacionar a Gonzalo Martínez, quien anunció su partida del club. El mismo, claro, con una dedicatoria a su clásico adversario.

"El Pity Martínez que loco que está, el Pity Martínez que loco que está. Se lo co… a los bosteros, se los co… de verdad", gritaron al unísono los futbolistas del plantel albirrojo mientras el mendocino de 25 años se tomaba fotos y videos junto a sus compañeros.

Otra de las imágenes que llamó la atención fue la del entrenador Marcelo Gallardo levantando la copa. El Muñeco debió ver el cotejo desde uno de los palcos y apenas el arbitró dio el pitazo final bajó rápidamente al campo de juego para festejar junto a sus jugadores. La recompensa de la reclusión en un palco le llegó consumado el 3*1 final.

Entre la euforia y los llantos de felicidad, resaltó el cotillón utilizado por los campeones: banderas, paraguas, remeras y hasta gorros fueron exhibidos por los futbolistas.

Los futbolistas y el cuerpo técnico, enamorados de la Copa (Foto: REUTERS)
Los futbolistas y el cuerpo técnico, enamorados de la Copa (Foto: REUTERS)

Además, se hicieron presentes las banderas de aquellos integrantes del plantel millonario que no nacieron en Argentina. Camilo Mayada, Rodrigo Mora y Nicolás de la Cruz alzaron la de Uruguay; Rafael Santos Borré, Juanfer Quintero hicieron lo propio con la de Colombia; mientras que Jorge Moreira celebró con la de Paraguay.

Seguí leyendo: