River supo golpear en el momento justo y logró empatar el partido por la Superfinal de la Copa Libertadores ante Boca gracias a una buena jugada colectiva que finalizó con la definición de Lucas Pratto.

A los 22 minutos del segundo tiempo, Ignacio Fernández recibió una pelota, se sacó un jugador de encima y tocó para Exequiel Palacios. El joven de la Banda devolvió de primera para construir una pared con el ex Gimnasia, que sin dudarlo tiró el centro atrás para que el goleador del equipo de Marcelo Gallardo quebrara la resistencia de Esteban Andrada y mandara el balón al fondo de la red.

Lucas Pratto celebra su gol (Foto: REUTERS/Sergio Perez)
Lucas Pratto celebra su gol (Foto: REUTERS/Sergio Perez)

Si bien no estaba siendo contundente en sus ataques y se mostró un poco pasivo en la primera parte del partido, el Millonario presionó en el segundo tiempo y pudo llegar a la igualdad y poner el resultado 1-1 en el Santiago Bernabéu.

Este es el quinto grito del Oso en la actual edición del torneo más importante del continente, el segundo ante el Xeneize, ya que había marcado también el empate parcial en el cotejo de ida en la Bombonera.

Seguí leyendo: