Casi dos meses después de la fractura del maxilar que sufrió en los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro, Esteban Andrada volvió a ser titular en el arco de Boca Juniors.

El jugador no solo regresó a la actividad, sino que tuvo una gran actuación y le planteó un interrogante al entrenador Guillermo Barros Schelotto, quien deberá decidir quién será el arquero el próximo sábado en la Superfinal ante River:  ¿seguirá Agustín Rossi en el arco o Andrada recuperará la titularidad que tenía hasta antes de la lesión?

Ante Patronato, el ex Lanús tuvo una serie de intervenciones fundamentales que le permitieron mantener su valla en cero y sostener el triunfo del "Xeneize". Ya a los cuatro minutos de la primera parte, tuvo una gran reacción ante un remate al primer palo de Facundo Barceló. Sobre los 6′, estuvo bien ubicado en un intento de Mauricio Sperduti.

Andrada también estuvo atento y sólido cuando cortó un centro muy peligroso del conjunto de Paraná a los 30 minutos de la etapa inicial.

Finalmente, en el minuto 45 del segundo tiempo y con Boca en ventaja de 1-0, se lució con una gran reacción ante un disparo de Matías Garrido. El arquero evitó el empate agónico y se llevó una gran ovación por parte de los hinchas.

Esta destacada actuación del arquero, que demostró estar en óptimas condiciones físicas y futbolísticas, pone en aprietos al mellizo de cara al gran choque ante River.

"Fueron dos meses duros, pero el apoyo de la familia, de los amigos y de la gente me hizo sentir muy bien e hizo que los días se pasaran más rápido", dijo Andrada una vez finalizado el partido.

Consultado sobre los plazos de su rehabilitación, reveló: "Los médicos me decían que este semestre ya no volvía, que era para el año que viene. Traté de apurar la recuperación y todo salió bien".

"Me sentí muy bien. Pensé que me iba a costar más porque venía sin ritmo", destacó el ex Lanús, que ante Patronato jugó con un protector bucal.

Finalmente, sobre la decisión que tendrá que tomar Guillermo sobre quién atajará ante River, valoró su amistad con Rossi y planteó: "Somos un equipo y, al que le toque, lo va a hacer de la mejor manera. Apoyaremos a los once que entran de arranque, somos una familia".

SEGUÍ LEYENDO: