(AFP)
(AFP)

Tras el triunfo del Real Madrid ante el Celta de Vigo por 4-2 el último fin de semana, desde los pasillos de la institución blanca confirmaron que Santiago Solari iba a dejar de ser interino para transformarse en el entrenador principal.

Tras la salida de su antecesor, Julen Lopetegui, el equipo cosechó solo victorias, marcó 15 goles a favor y recibió solo dos en contra. Por eso, la dirigencia lo premio con un voto de confianza.

"La Junta Directiva del Real Madrid C. F., reunida hoy 13 de noviembre de 2018, ha acordado el nombramiento de Santiago Solari como entrenador del primer equipo hasta el 30 de junio de 2021", informó la institución madrileña en un comunicado.

En un principio, se creía que el argentino tomaría las riendas apenas por unos partidos hasta el arribo de un entrenador con experiencia, sin embargo su conducción cayó bien en el vestuario y los jugadores lo respaldaron. Allí, se especuló con un posible contrato hasta diciembre o incluso hasta final de temporada, pero la cúpula blanca informó que el vínculo será hasta 2021.

De esta manera, el Real Madrid apuesta al mismo camino que transitó con Zinedine Zidane, quien tras trabajar en el Castilla F.C., equipo filial, asumió en reemplazo de Rafa Benítez como interino y tras buenas actuaciones fue confirmado en su cargo. Luego, ganó tres Champions League consecutivas, algo que jamás había pasado con el actual formato del certamen. Habrá que ver si el argentino está a la altura de semejante antecedente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: