Después de jugar en varios equipos argentinos y experimentar en México y Grecia, Israel Damonte probó suerte en Nacional de Montevideo (temporada 2012/2013). Fue llevado por Marcelo Gallardo y dejó un grato recuerdo, se consagró campeón e hizo algunas amistades. Una de ellas, con Alexander Medina.

El Cacique compartió plantel (era capitán) con el actual mediocampista de Huracán en ese entonces y forjaron una estrecha relación. Muy identificado con la institución uruguaya, el hoy entrenador de Nacional fue protagonista de una graciosa anécdota revelada en TyC Sports.

Medina llamó a varios compañeros durante una concentración y los condujo hasta el baño. Les señaló el inodoro mostrándole lo que había y dijo: "Así caga un hombre. Nada de chirlito ni blandito que mancha. El hombre caga así". Damonte lo calificó como "el número 1".

Además, el platinado futbolista de 36 años también contó que la peor experiencia que vivió en un campo de juego fue cuando un hincha rival lo salivó y el escupitajo le entró en la boca: "Me quería morir".

SEGUÍ LEYENDO