Hugo Lloris es el capitán de la Selección de Francia y le aporta seguridad y experiencia a una prometedora camada de futbolistas. En la primera parte del choque de cuartos de final en el Mundial de Rusia 2018 ante Uruguay, el hombre del Tottenham tuvo una excelente intervención al anticiparse a Christian Stuani, tras un cabezazo de Diego Godín.

Justamente después de esa maniobra, el arquero volvió a ser noticia durante el juego, pero por ser el protagonista de un desagradable momento. Las cámaras de televisión tomaron el momento justo en el que una libélula ingresó a su boca.

El '1' tenía su boca abierta y el insecto se le metió en su boca. El portero, al percatarse, rápidamente intentó deshacerse del "intruso".

A poco para el cierre del primer tiempo, Hugo Lloris se lució con una sensacional atajada a Martín Cáceres.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: