30 días para la celebración de la primera competencia olímpica en Argentina, Buenos Aires 2018 estrenó un nuevo video de su mascota Pandi, en el cual invita a la juventud a practicar deportes para mejorar su calidad de vida.

En el corto, realizado por la productora Buda TV, el joven yaguareté motiva a un grupo de chicas y chicos para que interactúen jugando con una pelota. La escena luego se convierte en una fiesta deportiva con la celebración de varias de las disciplinas que se desarrollarán en la cita internacional.

Inspirada en el yaguareté, uno de los felinos más emblemáticos de los que habitan en Argentina, Pandi invita a los jóvenes para que abracen el deporte como herramienta de construcción social.

Por su parte, la antorcha olímpica continúa con su recorrido por el país y llegó a La Rioja. En una jornada inolvidable para la multitud que presenció el décimo relevo del Tour, el norte argentino vibró con el fuego sagrado.

El próximo sábado será el turno para Mendoza en la continuidad de la caravana que impulsa los valores de amistad, respeto y excelencia por Argentina. En el paseo que duró poco más de un kilómetro participaron 11 relevistas.

El inicio del relevo estuvo a cargo de Milagro Cabañas, campeona argentina de patinaje artístico. Luego pasó por las manos de Verónica Páez (reconocida deportista de la provincia), Milagros Soria (atleta con disminución visual y referente en la comunidad), David Ramírez (dos veces campeón latinoamericano y seis veces campeón argentino de BMX), Ernesto Pizarro (campeón argentino de BMX Racing), Gustavo Frencia (maratonista local), José David Effrón (judoca paralímpico; campeón parapanamericano en Guadalajara 2011 y representante paralímpico), Brisa Trigo (integrante de la selección femenina de rugby), Ovidio Garnero (referente del deporte local) y Dalila Diana Dovichi (reconocida maratonista local).

La encargada del último paso fue María Eugenia Ruarte, seis veces campeona mundial de BMX Racing. La histórica deportista local portó el fuego sagrado hasta llegar a la Plaza 25 de Mayo, espacio donde se encendió el pebetero ante la mirada de un público fascinado por semejante acontecimiento.

"Sentí una alegría inmensa. Fueron muchas emociones, mucha felicidad por ser parte de un evento único", contó Ruarte después de tener en sus manos la antorcha de Buenos Aires 2018.

Seguí leyendo