Vivas apunta al futuro y cree que los procesos de juveniles deben durar al menos 5 ó 6 años para que rindan frutos (Guille Llamos)
Vivas apunta al futuro y cree que los procesos de juveniles deben durar al menos 5 ó 6 años para que rindan frutos (Guille Llamos)

Casi a la par de la inauguración del predio de de Boca en Ezeiza comenzó el ciclo de Claudio Vivas como coordinador del fútbol infanto-juvenil. En febrero inició su labor y a fines de marzo se terminaron las últimas obras del complejo en el que se entrenan todas las categorías inferiores y también la Reserva.

Para Vivas es "el mejor predio de América" en lo que respecta a los juveniles y eso que el proyecto contempla una segunda etapa -que todavía no se puso en marcha- en la que se construirá un ala para trasladar al plantel profesional que hoy se ejercita en Casa Amarilla.

Con experiencia en Primera División pero también en divisiones menores, el rosarino de 50 años se siente completamente a gusto trabajando en el Xeneize. Según le contó a Infobae, a los chicos no les falta nada: Boca cubre el 50% de su alimentación con el desayuno y almuerzo (100% en el caso de los 55 pensionados), les da facilidad para el traslado con combis y buses que parten desde puntos estratégicos, brindan viáticos, cobertura médica y botines de la marca que patrocina al club.

El predio en Ezeiza es de alto nivel pero sin lujos y lo mismo ocurre cuando las inferiores viajan a más de 400 kilómetros para disputar sus partidos y concentran un día antes en la ciudad que les toque: no se hospedan en hoteles de 3 ó 4 estrellas sino que en la mayoría de los casos utilizan complejos deportivos.

Los cuerpos técnicos son estrictos con el régimen de escolaridad ("si no vas a la escuela, en Boca no jugás") y los jóvenes disponen de un área de psicología y nutrición. Padres y representantes no tiene libre acceso en las instalaciones aunque son escuchados por Vivas y sus colaboradores cuando es necesaria la atención del menor por un tema determinado.

POR QUÉ NO HAY "DIFERENTES" EN LAS INFERIORES NI ES EL MOMENTO DE LOS CHICOS

"La prioridad del club hoy es intentar ganar la Copa Libertadores, por eso hoy no es el momento de los chicos. Hace un año y seis meses que llegamos y nos encontramos con una ventaja que es el lugar donde desarrollamos nuestro trabajo. Tenemos buenos jugadores, pero no diferentes, por ahora", argumentó Vivas, que detalló el trabajo el trabajo de captación a lo largo y ancho del país.

Vivas y sus ayudantes asisten a diferentes pruebas y torneos en toda Argentina para descubrir a los nuevos talentos. Siguen los partidos de Reserva, la B Nacional y las categorías menores de los otros equipos, ya que cada año apuntan a las promesas que pueden llegar a ser negociadas en paquete dentro de alguna operación de mayor calibre. Pero no se olvidan de ojear en las cercanías porque el próximo gran valor puede estar "a la vuelta de la esquina".

El coordinador “xeneize” recorre el predio situado en Ezeiza para las juveniles (Guille Llamos)
El coordinador “xeneize” recorre el predio situado en Ezeiza para las juveniles (Guille Llamos)

A la captación se le suma la formación, con las labores semanales, y la competencia. En este sentido, evalúan impulsar en la AFA un proyecto que contemple canchas y pelotas más chicas que ayuden a los procesos formativos del fútbol infantil, tal como sucede en Europa.

"Hay jugadores que nacieron para jugar en la Primera de Boca. Y muchos clubes sacan jugadores por necesidad. Cuando Boca no tiene un jugador dentro de su club, debe ir a comprarlo afuera, algo que no funciona así en equipos más chicos. Ahí tenés que agarrar a los jugadores que sobran o quedan dando vueltas, que muchas veces se terminan convirtiendo en grandes futbolistas por tener más oportunidades allí", concluyó.

LA CRÍTICA DE CÉSAR LUIS MENOTTI

"Lo que dijo Vivas me dio vergüenza, es un espanto", declaró el Flaco después de escuchar que el ex ayudante de Bielsa afirmó que Boca necesitaba jugadores ganadores. Y hubo un descargo sobre los dichos del DT campeón del mundo en 1978.

"En la mayoría de los deportes existe ganar, empatar o perder. Nosotros no formamos jugadores para empatar o perder, los formamos para ganar con una idea de juego básica y estructurada que va con el ADN de Boca (algo de lo que Vivas ya había hablado anteriormente en Infobae). Si un equipo se levanta mal y pierde, no pasa nada, no es que echamos al técnico o entro yo al vestuario a los gritos y reto a los chicos. Se analiza lo sucedido en la secretaría técnica, se capitalizan aciertos y errores y se corrigen".

Luego se dirigió directamente a Menotti: "Puede que tenga razón, no me voy a poner a discutir con él porque es una persona grandísima del fútbol a la que le tengo todo el respeto. Yo me centro en esforzarme y tener mi propio argumento para darle a Boca lo que me pide".

SU RELACIÓN CON SCHIAVI, GUILLERMO Y LOS JUVENILES DE PRIMERA

"A Schiavi tenemos que ofrecerle una variedad de jugadores para que él arme el equipo de Reserva. Y los que no utiliza son bajados para que jueguen en sus respectivas categorías". Vivas cuenta la mecánica de trabajo que, a sus ojos, funciona a la perfección por la constante comunicación. No solamente con el DT del segundo equipo sino también con Ariel Pereyra (ayudante de Barros Schelotto) o incluso los Mellizos, cuando es necesario.

Dio por cerrada su etapa como técnico de Primera (dirigió a Argentinos Juniors, Racing, Banfield e Instituto de Córdoba) y solamente quiere centrarse en la formación de juveniles, se basa en su experiencia para no "molestar" a Guillermo y mantenerse ubicado.

Una de las oficinas en las que Vivas trabaja junto a sus colaboradores (Guille Llamos)
Una de las oficinas en las que Vivas trabaja junto a sus colaboradores (Guille Llamos)

Con el primer equipo hay un ensamblaje: los sistemas de juego utilizados en inferiores tienen como modelo el 4-3-3, ideal de Barros Schelotto. Sin embargo, los entrenadores de cada categoría cuentan con la libertad para definir el dibujo predeterminado. Las alternativas son el 4-2-1-3 y el clásico 4-3-1-2 basado en el histórico Boca de Carlos Bianchi.

Además existe otro con línea de tres en el fondo, específicamente diseñado para que los jóvenes experimenten con espacios más abiertos en ese sector. "En los seis años de inferiores deben aprender a jugar con los tres sistemas más utilizados y también con línea de tres".

Leonardo Balerdi fue el último producto de las inferiores xeneizes en debutar en Primera y Vivas tuvo elogiosas palabras para con el juvenil pretendido por el Barcelona. Y al mismo tiempo se fijó en otros dos que se consagraron en el torneo de L'Alcúdia con la Selección Sub 20.

Vivas habló del trato directo que tiene con Guillermo en la Primera y Schiavi en la Reserva (Guille Llamos)
Vivas habló del trato directo que tiene con Guillermo en la Primera y Schiavi en la Reserva (Guille Llamos)

"(Agustín) Almendra estuvo dos años trabajando en Reserva. Hay varios que todavía no tienen el lugar que merecen y deben ganárselo. La última vez que lo tuvimos en inferiores fue en un Superclásico, pero se notaba que era un jugador para estar arriba, desde hacía rato. Tiene una etapa de maduración y evolución que no hay que perderla. Se ve la necesidad de que juegue en Reserve y alterne en Primera", opinó.

Y el otro apuntado fue Gonzalo Maroni, cedido a Talleres de Córdoba: "De muy chico jugó en Primera, donde estuvo entrenando al igual que en Reserva. Jamás lo tuve en una categoría porque no tenía sentido que esté con las menores un jugador con su calidad. ¿Por qué se fue a préstamo? En muchos casos los jugadores necesitan minutos en otros lados, para volver con más partidos encima y un proceso madurativo diferente para commpetir. De nada te sirve tener a dos o tres jugadores iguales para que no tengan chances".

GUILLERMO BARROS SCHELOTTO DIRIGIDO POR MARCELO BIELSA

Fue en enero de 1999 cuando el Loco convocó a una nómina de futbolistas para realizar una pretemporada pensando en la Copa América que se llevaría a cabo en Paraguay a partir del mes de junio. Allí conoció personalmente Claudio Vivas a Guillermo Barros Schelotto, que brillaba en la delantera del Boca de Carlos Bianchi junto a Juan Román Riquelme y Martín Palermo, también llamados para esa cita.

"Él era muy destacado en el fútbol argentino y a Marcelo le gustaban los extremos", recordó Vivas, que era ayudante de campo de Bielsa en ese entonces.

El Mellizo fue convocado por Bielsa junto a sus compañeros Cagna, Palermo, Riquelme, Ibarra y Samuel
El Mellizo fue convocado por Bielsa junto a sus compañeros Cagna, Palermo, Riquelme, Ibarra y Samuel

Lo cierto es que el entrenador principal tenía exigencias para los wines, algo a lo que el Mellizo no estaba acostumbrado: "Marcelo le pedía un seguimiento al lateral contrario en toda la franja, pero él con Bianchi se quedaba de punta".

En la previa, Barros Schelotto fue titular en amistosos frente a Venezuela y México. Y durante esa Copa arrancó de entrada en los tres partidos de la fase de grupos (3-1 a Ecuador, 0-3 con Colombia y 2-0 ante Uruguay) y fue suplente en la eliminación con Brasil por los cuartos de final.

Barros Schelotto se dio el lujo de vestir la camiseta argentina en la Copa América 99 (Jorge Larrosa)
Barros Schelotto se dio el lujo de vestir la camiseta argentina en la Copa América 99 (Jorge Larrosa)

"Guillermo tenía un hábito distinto, pero siempre fue un jugador diferente y se adaptó tranquilamente. En definitiva lo que debía hacer es correr", dijo. Y agregó: "Los wines de ahora sostienen así a los laterales. El fútbol ha cambiado, para mí, para mejor. La dinámica va mejorando la precisión de los futbolistas aunque no se vean tantos gambeteadores".

Las oportunidades del actual entrenador de Boca disminuyeron con el paso de tiempo por la "competencia feroz" que existía en la ofensiva y finalmente Bielsa optó por convocar a futbolistas como el Piojo López, Ariel Ortega, Gustavo López, el Kily González y Claudio Caniggia, que se desempeñaban en la posición en la que era considerado.

SEGUÍ LEYENDO