El trofeo de la Superliga, cuyo dueño, hoy, es Boca (Foto: Nicolás Aboaf)
El trofeo de la Superliga, cuyo dueño, hoy, es Boca (Foto: Nicolás Aboaf)

El calendario ya tiene el día varias veces remarcado: el 10 de agosto comenzará la edición 2018/19 de la Superliga Argentina de Fútbol. Con 26 participantes, la competencia dispondrá de 25 fechas que determinarán cuál de los 26 clubes participantes se quedará con la corona de campeón, que intentará defender Boca Juniors, protagonista de las últimas dos vueltas olímpicas de la elite de nuestro fútbol.

El certamen tendrá varias particularidades. Por ejemplo, el fixture (que se presume será presentado antes del fin de semana) no es producto del trabajo del Departamento de Torneos de AFA. Esta vez, la entidad que conduce Mariano Elizondo le encargó su confección a dos empresas, una norteamericana y otra dependiente de la Universidad de Buenos Aires.

"Las dos son muy prestigiosas. Y la Superliga se quedó con la propuesta que mejor se ajustó a nuestras necesidades", le confiaron a Infobae desde la SAF. ¿Cómo se llegó a la versión final? El camino para llegar al consenso de los 26 clubes fue extenso y contempló seis ítems.

1-La Superliga les pidió a las instituciones y las fechas en las cuales no pueden jugar como locales, porque tienen sus estadios alquilados o comprometidos. También dialogó con los organismos de seguridad para dilucidar en qué fechas no podrán cubrir los partidos porque tienen otros eventos que atender.

2-Los kilómetros que recorren los equipos, para que sea equitativo.

3-Los cruces en los caminos de las hinchadas.

4-Las localías de todos en el último torneo, para intentar que los cruces no se den del mismo modo que en la última Superliga.

5-Los compromisos de los equipos que juegan copas internacionales.

Todos esos factores fueron cargados por las empresas contratadas en un software que equivale "al trabajo de 17 matemáticos". De ese modo, la Superliga asegura haber logrado la conformidad de la mayoría de los clubes.

LA COPA DE LA SUPERLIGA

La entidad sufrió el síndrome de "la manta corta". Porque un torneo a una rueda dejaba a la competencia en 25 jornadas y con espacio de sobra en el calendario. Y los tiempos tampoco daban para una competencia de ida y vuelta. La solución, entonces, fue agregar un torneo. Esta temporada nace la Copa de la Superliga.

Inspirada en la Capital One de Inglaterra, se disputará entre abril y junio, una vez finalizada la Superliga. También jugarán los 26 equipos que forman parte del torneo: será por eliminación directa, con series de ida y vuelta y una final en cancha neutral. También ofrecerá plazas para las copas internacionales. Y deja la puerta abierta a la disputa de un nuevo título: la Recopa de la Superliga, entre los ganadores de los dos torneos que organiza la SAF.

Hay otros dos planes que la intidad proyecta para la temporada 2019/2020: la implementación de un FAN ID, como ocurre en los Mundiales, para que por cuestiones de seguridad estén identificados todos los concurrentes a los estadios. Y la instauración del VAR. Sí, una de las vedettes de Rusia 2018 está en camino de desembarcar en nuestro fútbol, así como ya lo hizo en las Copas Libertadores y Sudamericana.

"Ya se habló con la FIFA por el protocolo de la Asistencia Arbitral por Video. Llevamos 10 meses trabajando en ello", subrayan desde la Superliga. Pasó el Mundial y el fútbol argentino se resetea con novedades.