Tras caer como local ante Palmeiras, Boca rescató un empate en su visita a Barranquilla: igualó 1-1 y se mantiene con chances de avanzar a octavos de final de la Copa Libertadores.

Carlos Ruiz, tras el rebote de un penal mal sancionado por el árbitro Roddy Zambrano, anotó el 1-0 para el dueño de casa. El propio Ruiz, en contra, marcó el empate para el Xeneize. El miércoles 16 de mayo, Boca deberá vencer a Alianza Lima y esperar que Palmeiras le robe puntos a Junior para poder rubricar su pase de ronda.

(AFP)
(AFP)

Boca comenzó el duelo con presión extendida, asumiendo las urgencias y buscando desnudar las carencias que Junior supo demostrar, por ejemplo, en el triunfo como local ante Alianza Lima. Tuvo la mejor chance del inicio del duelo, a los 5′, cuando Tevez remató desde el borde del área y el arquero Viera reaccionó con agilidad para desviar tiro.

El conjunto de Barros Schelotto intentó asociarse, marcar el ritmo del partido. Con imprecisiones, el local buscó salir rápido apenas recuperó la pelota, detectar los espacios en la postura ofensiva del Xeneize, sobre todo a espaldas de Frank Fabra.

Yimmi Chará, sin posición fija, resultó el aguijón para Boca. A los 22′, una acción del caleño derivó en un centro a Teo Gutiérrez que, entrando por el segundo palo, dilapidó la mejor jugada del local.

El Xeneize se vio perjudicado por el árbitro Roddy Zambrano: primero le anuló el gol a Pablo Pérez, por una discutible falta previa de Lisandro Magallán.

Luego, a los 30′ sancionó un penal de Wilmar Barrios a Piedrahita, pero en realidad el número 20 de Junior fabricó la falta. Agustín Rossi atajó el remate de Carlos Ruiz, el balón dio en el palo, y el ejecutante capturó el rebote y anotó el 1-0.

(AFP)
(AFP)

A partir de las reservas anímicas de Wilmar Barrios, Boca volvió a plantarse bien adelante en el campo, buscando el empate. El alivio le llegó rápido: al propio Barrios le cometieron una falta cerca del área. Pavón se hizo cargo con un remate furioso y Carlos Ruiz desvió la trayectoria para decretar el 1-1.

El empate hizo del partido un desarrollo más desprolijo, aunque no modificó las posturas. Boca sostuvo la iniciativa; Junior continuó apostando a las transiciones veloces, pero se impusieron los arrestos individuales.

Guillermo buscó amalgamar las piezas y movió el banco. Puso a Buffarini (un lateral más ofensivo) por Jara, incluyó pausa (Cardona) por Reynoso. Y el ingreso de Sebastián Pérez por Barrios estuvo relacionado a cuestiones físicas.

Pero Ni el local, con un blooper de Rossi y una jugada postrera, ni el conjunto de La Ribera, con su empuje, lograron quebrar la igualdad. Y la definición del Grupo H quedó para la última jornada.

LAS POSICIONES EN EL GRUPO H

SEGUÍ LEYENDO: