"Seguiremo' activo, porque estamo' vivo". Ese es el título de la ácida carta abierta que Kurt Lutman publicó en redes sociales para respaldar a Brian Sarmiento, principal foco de las cargadas de Rosario Central tras el triunfo clásico frente a Newell's. El mediocampista ofensivo, de 27 años, fue uno de los que más condimento le pusieron a la previa del derby rosarino; incluso había prometido tocar el bombo en paños menores en el Monumento a la Bandera si su equipo se imponía en el Gigante de Arroyito. Pero el tropiezo generó, por ejemplo, que el "Canalla" lo cargara a través de sus redes consumado el 1-0. Pues bien, Lutman, ex volante izquierdo de la "Lepra" y de las selecciones juveniles, salió en su defensa con una fuerte misiva.

"Brian Sarmiento boqueó y se equivocó. Es pibito y está aprendiendo. Los que somos más viejos ya lo aprendimos hace tiempo, pero lo aprendimos luego de equivocarnos como él. El fútbol es un maestro implacable. Pero este wachín salido de abajo (que su destino en esta Argentina tendría que ser estar en una esquina drogándose, en cana o muerto), desafía la vida con alegría", desarrolló Lutman, hoy devenido escritor.

Télam
Télam

"Ojalá este negro loco, peleador, desordenado y bailador de cumbia cruzada, este pequeño Gatica farolero, nunca pierda la alegría en manos de entristecidos. Esos entristecidos que tengan el color que tengan en sus camisetas andan militando la efectividad por encima del placer y la locura", apoyó Lutman el espíritu de Sarmiento.

Más allá del apoyo, las cargadas continuaron. Fernando Tobio, defensor de Central, le apuntó a Sarmiento en Instagram, a partir de su frase característica. Ya en el partido habían tenido un cruce fuerte, que culminó con el zaguero tapándose la nariz.

Y, desde Francia, Giovanni Lo Celso, un ex "Canalla", se acordó de la promesa inconclusa. Al menos, Sarmiento encontró un remanso en estas horas efervescentes en el mensaje de Lutman.

LEA MÁS: