Boca venció a River 2 a 1 con goles de Edwin Cardona de tiro libre a los 41 minutos del primer tiempo y Nahitan Nández a los 27′ del complemento; había igualado Leonardo Ponzio a los 23′. Nacho Fernández y Cardona fueron expulsados de manera directa por Néstor Pitana.

(Télam)
(Télam)

El Xeneize continúa con su andar invicto y perfecto en el torneo: ganó los ocho encuentros de la Superliga Argentina. Con estas tres unidades, le sacó 12 puntos al Millonario, que venía de sufrir una histórica eliminación ante Lanús en la Copa Libertadores.

(Télam)
(Télam)

River tuvo dominio absoluto en los primeros diez minutos de partido. Llamativamente, el planteo de Boca fue el de esperar e intentar salir de contragolpe. En las pocas situaciones que tuvo, el equipo de Guillermo Barros Schelotto avisó pero lo hizo sin mucha profundidad. El Millonario, en cambio, contó con varias chances.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

A los 6 minutos, Nacho Scocco definió forzado dentro del área tras una buena jugada colectiva. Boca respondió cinco minutos después con un centro al área chica para Benedetto, que la bajó de pecho y tardó en definir ante el achique de Germán Lux; en el rebote de la jugada, Cardona enganchó y definió para que se luciera el arquero de River.

(Télam)
(Télam)

Fue una de las pocas aproximaciones de Boca, que mostró desatenciones defensivas que pudieron generarle goles en contra. A los 18′, Scocco le dio un pase milimétrico a Nacho Fernández pero Rossi salió rápido a cortar abajo. Segundo después, el arquero tuvo una mala ejecución con los pies y se salvó porque el disparo de Pity Martínez salió desviado.

(Télam)
(Télam)

Cardona tuvo un tiro libre a los 21′, pero Lux volvió a manotear al córner. A esa altura del partido, Boca ya no sufría el dominio del rival, pero tampoco generaba peligro. Nández y Pablo Pérez y nuevamente Rossi sumaron errores personales, pases imprecisos, que generaron peligro en contra.

(Télam)
(Télam)

Hasta que llegó la jugada clave que cambió por completo el destino del juego: a los 37′, una planchazo durísimo de Nacho Fernández al pecho de Cardona. Pitana no dudó y expulsó al mediocampista de River. Y acto seguido, impecable tiro libre del colombiano al ángulo para la apertura del marcador.

(Nicolas Stulberg)
(Nicolas Stulberg)

Antes del cierre del primer tiempo, un derechazo cruzado de Pavón que complicó en el pique a Lux, que igual alcanzó a despejar con un manotazo hacia un costado.

(Télam)
(Télam)

En el complemento, aparecieron más emociones. Otra expulsión, pierna fuerte, reclamos y más golazos. Marcelo Gallardo movió el banco y dispuso el ingreso de Nicolás de la Cruz en lugar de Ariel Rojas.

(Télam)
(Télam)

A los 8′, River tuvo el empate desde los pies de Scocco: Ponzio metió un pase desde el círculo central, Magallán falló en el cálculo y el delantero remató cruzado al entrar al área, pero se encontró con una reacción estupenda de Agustín Rossi que manoteó abajo la pelota. Y dos minutos después, centro del uruguayo De la Cruz al corazón del área, que Scocco no pudo poner el pie sino era gol cantado.

(Télam)
(Télam)

River, pese al hombre menos que tenía, dominó también el complemento ante un Boca excesivamente replegado. A los 15′, Benedetto tuvo el segundo gol para sentenciar el resultado, pero tardó mucho en definir y Pinola justo lo cortó.

(Nicolas Stulberg)
(Nicolas Stulberg)

A los 15′, un grave error de Néstor Pitana: le mostró la roja directa a Edwin Cardona por un codazo que no existió. Esta acción generó otro quiebre del partido. River, con Carlos Auzqui en lugar de Maidana, se animó más y fue a buscar el empate que llegó a los 23′ mediante un soberbio remate de media distancia de Leonardo Ponzio.

(Télam)
(Télam)

El Millonario tenía todo para darlo vuelta. No acusó nunca cansancio físico y con el empuje de su gente estaba muy bien encaminado. Sin embargo, se confió en defensa y luego de una excelente jugada y habilitación de Pablo Pérez, Nahitan Nández puso el segundo gol de Boca con una exquisita definición para el 2-1.

(Nicolas Stulberg)
(Nicolas Stulberg)

River acusó el impacto y Boca se desesperó en los metros finales cuando contó con muchas chances para liquidar el pleito: Enzo Pérez evitó una clarísima al barrer dentro del área a Frank Fabra, quien sobre la hora volvió a decidir mal.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES