(Télam)
(Télam)

El equipo de Jorge Almirón sólo apuesta a la competición internacional. Lejos en la pelea por el campeonato doméstico, el Granate  mantiene la ilusión de dar el golpe en la Copa Libertadores.

Sobre todo después de la resolución de la Conmebol, dado que la entidad sudamericana le dio por ganado 3 a 0 el partido frente a Chapecoense por la mala inclusión de un futbolista del conjunto brasileño.

Con los tres puntos garantizados, Lanús se clasificó a los octavos de final de la competición continental. Si bien todavía el organismo que rige los destinos del fútbol sudamericano no dio a conocer de manera oficial su determinación, voceros de esa entidad anticiparon "que
la decisión está tomada y se dará a conocer en las próximas horas".

Con este escenario, Lanús saldrá a jugar esta noche ante Nacional en Montevideo como puntero del Grupo 7 y ya clasificado a la próxima instancia del certamen. El Granate había perdido 2 a 1 frente a Chapecoense, pero reclamó los puntos porque el club brasileño había alineado a Luiz Otávio, quien debía dos fechas de suspensión.

El presidente del club del sur del conurbano, Nicolás Russo, había vaticinado que el encuentro "nos lo deberían dar por ganado 3 a 0" basándose en el artículo 23 del reglamento de Conmebol.

LEA MÁS