La belleza del día: “Retratos de El Fayum”, anónimos

En tiempos de incertidumbre y angustia, nada mejor que poder disfrutar de imágenes hermosas

“Retratos de El Fayum”, anónimos, en diferentes museos del mundo
“Retratos de El Fayum”, anónimos, en diferentes museos del mundo

En 1615, el explorador italiano Pietro della Valle recorría Saqqara-Memphis, Egipto, y encontró una serie de momias con una extraña características: tenían retratos. Pero fue recién a fines del XIX cuando el descubrimiento de toda una serie de piezas en El Fayum, hoy considerados los primeros retratos de la humanidad, cobraron mayor importancia.

Hasta la actualidad, se conocen alrededor de 900 obras; la mayor parte encontrados en las necrópolis de El Fayum, una zona de tierra fertil denominada el Jardín de Egipto, a unos 80 kilómetros al oeste del Nilo, al sur de Menfis y El Cairo, lo que permitió su preservación.

Pintados sobre madera, la mayoría de tilo, y lino, sobre una base oscura, con témpera mezclada con cera de abeja, las piezas se colocaban sobre las momias y eran una especie de pasaporte hacia la nueva vida en el reino de Osiris.

Lejos de pertenecer a grandes personalidades, capturaban a personas de clase media, desde soldados, atletas y sacerdotes a mercaderes y floristas. Algunos fueron inmortalizado cons sus nombres: Aline, Flavius, Isarous, otros no tuvieron la misma suerte.

Datados entre el siglo I y IV, los retratos fueron realizados cuando Egipto era una provincia gobernada por prefectos romanos, por lo que la estética en peinados, ropa y joyas responden a la moda del romana del momento. Pero los anónimos “artistas de la muerte” tenían una notable influencia griega, y utilizaron una técnica derivada de la tradición iniciada por Apeles, gran maestro de la edad antigua Grecia, ya que cuatro siglos antes de la creación de las obras, los griegos se habían sentado en Egipto después de la conquista de Alejandro Magno.

Estas obras fueron realizadas para no ser vistas, para desaparecer del ojo público en la necrópolis, por lo que son completamente diferentes a los producidas en toda la historia del arte, donde la mirada del retratado, que realiza el encargo, como del otro, son escenciales en su creación.

Los retratos de momias se encuentran en todos los museos arqueológicos importantes del mundo, muchos de ellos en exhibición, en el Museo Británico, el Museo Nacional de Escocia, el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York y el Louvre en París.

Como en su gran mayoría fueron expoliados, sacados de su entorno y trasladados con una mirada colonialista, prácticamente todos carecen de contexto arqueológico, por lo que sus interpretaciones específicas, siguen siendo controvertidas.


SEGUIR LEYENDO



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS