La belleza del día: “Pescadores”, de Hans Gude y Adolph Tidemand

En tiempos de incertidumbre y angustia, nada mejor que poder disfrutar de imágenes hermosas

"Pescadores” (1851) de Hans Gude y Adolph Tidemand
"Pescadores” (1851) de Hans Gude y Adolph Tidemand

En 2003 se fusionaron el Museo de Arquitectura de Noruega, el Museo de Artes Decorativas y Diseño, el Museo de Arte Contemporáneo, la Galería Nacional de Noruega, y las Exposiciones de gira nacional. Ahora es uno solo y se llama Museo Nacional de Arte, Arquitectura y Diseño. Está en Oslo, la capital y la ciudad más poblada de Noruega, y tiene las mejores obras del país.

En su colección están, por ejemplo, El grito de Edvard Munch y Armadura de Ragnhil Keyser, pero también un cuadro que, sin dudas, es uno de los más bellos de todo el lugar. Es una obra conjunta. La pintaron Hans Gude y Adolph Tidemand en 1851. En cuanto al título, hay varias versiones. Uno es Pescadores. Otro es Pescando con arpón. También la traducción del noruego da cuenta del verbo “escuchar”.

Es una obra pequeña de 159 centímetros de ancho por 115 de alto. En el museo, posee un marco dorado lleno de ornamentos. Adentro, en la obra, hay mucho color, un gran trabajo en los tonos. Arriba, la luna llena, aunque tapada por algunas nubes, ilumina el cielo y el mar. Abajo, en un bote, seis personas pescan en silencio con su propia luz.

Podría pensarse como una familia: está el padre, parado, en el centro, pidiendo silencio; luego el hijo mayor, alumbrando el agua con unas ramas prendidas, listo para cazar al pez; también una niña con ramas en sus manos para dárselas a su hermano; una niña pequeña de espalda al espectador; y dos mujeres grandes —¿la madre y la hija mayor?— sosteniendo los remos.

“Procesión nupcial en Hardanger” (1848) de Hans Gude y Adolph Tidemand
“Procesión nupcial en Hardanger” (1848) de Hans Gude y Adolph Tidemand

Hans Gude en Cristianía en 1825 y murió en 1903 en Berlín. Está considerado uno de los máximos representantes del nacionalismo romántico de Noruega. Fue un niño prodigio que a los doce años pintaba con una técnica notable y a los dieciséis años se fue a Düsseldorf, Alemania, a codearse con los popes del arte visual a perseguir su destino de artista universal.

En territorio alemán realizó gran parte de su carrera, por lo que recibió condecoraciones extranjeras y reconocimientos honoríficos. En 1893 fue nombrado caballero con la gran cruz de la Orden de San Olaf. Cuando inauguraron en Cristianía el “bosque de los hombres ilustres” en el Cementerio del Salvador, él fue el primero en ser enterrado allí.

Adolph Tidemand nació en Mandal en 1814 y murió en Cristianía en 1876. Sus pinturas —llenas de dramatismo, motivos sentimentales, pero también mucho paisaje— se encuentran entre las obras más conocidas del nacionalismo romántico noruego. De chico recibió clases de pintura en su hogar y a la hora de migrar a un país con más oportunidades en el mercado del arte eligió Dinamarca.

En Copenhague estudió en escuelas privadas hasta que finalmente lo aceptaron en la Real Academia Danesa de Arte. Obtuvo distinciones en las exposiciones académicos hasta que en 1837 ingresó en la Academia de Arte de Düsseldorf. Allí conoció a Gude. Se hicieron amigos, aprendieron uno del otro, viajaron por Europa y pintaron obras enormes, a cuatro manos. Murió en 1876.

Gude y Tidemand hicieron Pescadores, pero también varias obras más. De todas esos trabajos realizados a dupla, quizás el más importante es La Procesión nupcial en Hardanger, que es de 1848 y está, también, en el Museo Nacional de Arte, Arquitectura y Diseño de Oslo. Ambos forman parte de los “highlights” del lugar, pero también de las pinturas que se encuentran en territorio noruego.


SIGA LEYENDO

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS