“Spa night” podrá verse el jueves 17 de enero a las 22 horas por Sundance TV
“Spa night” podrá verse el jueves 17 de enero a las 22 horas por Sundance TV

Una historia potente y sutil, que combina humanismo, erotismo y hasta cine político en el relato de coming of age de un conflictuado joven integrante de la comunidad coreano americana en Los Ángeles, Spa night fue una de las revelaciones del cine independiente estadounidense de la temporada 2016, compitiendo en la sección principal de largometrajes de ficción de Sundance de aquel año y hasta recibiendo un Independent Spirit Award –el galardón más prestigio del cine independiente norteamericano- en la categoría que premia a los largometrajes realizadas por debajo de 500 mil dólares.

La película, que recuerda al cine enfocado en los márgenes de Sean Baker y la austeridad pop de Sofia Coppola, tendrá su estreno en Argentina a través de la señal de cable Sundance TV como parte del ciclo "10 días de Sundance", que arranca mañana viernes y reúne un seleccionado de destacadas películas (los títulos y fechas, al final de la nota) que pasaron por el festival, en simultáneo con la realización de una nueva edición del mayor certamen de cine realizado en los márgenes de los grandes estudios Hollywood.

Con motivo del inminente debut de la película en nuestro país, Infobae habló con el director de Spa night Andrew Ahn sobre los desafíos de hacer una primera película que fuese a la vez personal y representativa de la experiencia inmigrante universal, el debate sobre la representación de los asiático norteamericanos en el cine estadounidense y cómo es su nueva película que acaba de filmar.

El director Andrew Ahn
El director Andrew Ahn

—¿Spa night es una película autobiográfica? Ciertamente parece una obra muy personal, al menos.

—Bueno, diría que es una película muy personal pero no es mi historia exactamente. Yo soy hijo de inmigrantes coreanos y soy gay, al igual que el protagonista, y muchas de sus emociones -especialmente esa ansiedad que sufre en toda la película- son cosas que yo sentí, pero los vaivenes de la historia reflejan no solo experiencias mías sino también de mis amigos y otros chicos coreano americanos que conocí. Pero obviamente los temas de la identidad coreana como inmigrante y la sexualidad son cosas muy personales e importantes para mí.

—Algo interesante de la película es que además de plasmar como vos decís las experiencias de un joven inmigrante que está descubriendo su sexualidad, también se preocupa por mostrar con mucha crudeza los problemas económicos de la familia del protagonista, que es algo que no vemos demasiado seguido en el cine norteamericano, donde la falta de dinero casi nunca es un problema.

—Sí, creo que muchas historias que se desarrollan en los Estados Unidos sobre las comunidades inmigrantes generalmente son acerca del sueño americano, historias de personas que lo alcanzan, muy positivas, pero la realidad es que muchos miembros de estas comunidades, como en el Koreatown de Los Ángeles, la pasan muy mal, la tienen difícil, por eso me parecía importante contar una historia anclada en esa realidad. Mi intención era hablar sobre cómo vivir día a día es la realidad de ese sueño americano para la mayoría de los inmigrantes.

—De todas maneras, más allá de lo que estamos diciendo sobre su abordaje realista al mostrar esas penurias y el aspecto político de sus consideraciones económicas, también tiene muchas escenas de homoerotismo, de cruising en el spa, es una película sexy. ¿Fue difícil encontrar ese balance entre algo serio y algo más hedonista?

—Bueno, ese balance fue algo que tuve que trabajar mucho durante la escritura del guión, inclusive en el rodaje y la edición, constantemente era algo que estaba afinando. De hecho, en la primera versión del guión, la película se desarrollaba enteramente en el spa y estaba más enfocada en la sexualidad del protagonista, hasta que me di cuenta que era mejor incluir más escenas sobre la familia y sus dificultades. Pero de lo que estoy orgulloso es que creo que ese balance ayuda a que la gente vea a los personajes como seres humanos. Por ejemplo, en una escena David, el protagonista, está en el spa teniendo un encuentro sexual y en la siguiente está cenando con los padres, y me gusta mostrar porque eso es lo más normal del mundo; las personas trabajan, tienen relaciones, ven a sus familias, es todo parte de la misma vida, y poder mostrar todos esos aspectos y no solo ser definido por uno solo me parecía importante.

Una escena de “Spa night”
Una escena de “Spa night”

—Ya que habló sobre la evolución en el guión, quería preguntarle por su participación, no solo en la competencia de Sundance, sino también en su Laboratorio para guionistas y realizadores. ¿Cuán importante fueron esas instancias para el desarrollo de Spa night

—Bueno, para una película como Spa night, que es muy pequeña y no tiene actores famosos, es muy importante la ayuda de una institución como Sundance y su sello de aprobación. La gente dice "Oh, esta película fue desarrollada en Sundance", o "Fue estrenada en Sundance, debe ser algo interesante". Pero respondiendo tu pregunta, el Laboratorio de guiones de Sundance fue una experiencia extremadamente importante para la película, realmente me ayudó no solo a desarrollar el guión sino también a tener la confianza de que era una historia que valía la pena contar, y poder contar con el feedback de guionistas que tienen más experiencia que yo y  me guiaron a que me hiciera preguntas difíciles para poder encontrar la mejor versión de la historia. Estoy muy agradecido con Sundance, porque es una institución que ayuda a lanzar carreras, y yo ahora puedo trabajar y ganarme la vida como director, y no sé si lo hubiese podido hacer sin el apoyo de Sundance.

—Además del apoyo de Sundance, conseguiste el respaldo de la comunidad cinéfila de tu país, que te premió con un importante premio en los Independent Spirit Awards. Ahora que estás trabajando en tu segunda película, ¿es mayor la presión después de una película que fue tan bien recibida como Spa night?

—El Spirit Award que recibió la película fue un gran honor y una gran sorpresa, sinceramente. Fue el Premio John Cassevetes, además, para películas realizadas con un presupuesto menor a 500 mil dólares, y siempre es bueno poder demostrar que se puede hacer mucho con pocos recursos. Obviamente, existe algo de presión ahora con esta nueva película que acabo de terminar de filmar, pero estoy muy confiado en ella, está producida por James Schamus, el ex presidente de Focus Features y productor histórico de Ang Lee. Fue muy emocionante colaborar con él y también poder trabajar con Hong Chau, que es la protagonista, una gran actriz conocida por su papel de Downsizing de Alexander Payne.

—Por último, quería consultarte acerca del debate que se suscitó en los Estados Unidos a partir del éxito de la película Crazy rich asians sobre la falta de representación de asiático americanos en el cine de su país ¿Cree que Hollywood podría estar al borde de un cambio?

—Bueno, la verdad es que cuando comencé a escribir Spa night en el 2011 no era demasiado trendy hacer películas sobre asiáticos o asiático americanos. En mi caso, mi objetivo era contar una historia sobre las cosas que conocía, porque sabía que eso iba a aportarle matices y profundidad al relato, no pensé necesariamente "tengo que hacer esta película porque tiene que haber más representación asiático americana", pero eso terminó siendo el resultado y es fue muy excitante. Creo que obviamente es genial que hayan varias películas con asiático americanos, ya sea Crazy rich asians, o Searching, es maravilloso ver películas de alto presupuesto obteniendo audiencias masivas, pero para mí también tiene que venir acompañado de un movimiento cultural que no solo apoye las películas de los grandes estudios sino también las independientes, películas de todos los géneros y realmente diversas. Me encanta que películas grandes con actores asiático americanos sean vistas, pero también espero que las películas chicas como la mía también encuentren un respaldo. Creo que es la única manera de representar fielmente la riqueza de la comunidad asiática en los Estados unidos y en el resto del mundo.

Los títulos del ciclo "10 días de Sundance", noche por noche

“The fist”, otra de las grandes películas estrenadas en Sundance que se verá en el ciclo
“The fist”, otra de las grandes películas estrenadas en Sundance que se verá en el ciclo

Viernes 11 de enero 
Appropriate Behavior / Reino Unido / Dirección y guion: Desiree Akhaven

Sábado 12 de enero 
Blue Valentine / EEUU / Dirección: Derek Cianfrance

Domingo 13 de enero 
Richard Linklater: Dream is Destiny / EEUU / Dirección: Louis Black y Karen Bernstein

Lunes 14 de enero 
The Fits / EEUU / Dirección, guion y producción: Anna Rose Homer

Martes 15 de enero 
Jacquline Argentine / EEUU / Dirección y guion: Bernardo Britto

Miércoles 16 de enero 
Mammal / Irlanda, Luxemburgo y Holanda / Dirección: Rebecca Daly

Jueves 17 de enero 
Spa Night / EEUU / Dirección y guion: Andrew Ahn

Viernes 18 de enero 
Dare / EEUU / Dirección: Adam Salky

Sábado 19 de enero 
In Bruges / EEUU / Dirección: Martin McDonagh

Domingo 20 de enero 
Terri / EEUU / Director: Azazel Jacobs

SEGUÍ LEYENDO