Federico Bianchini - Cuerpos al limite SF 230

Una nadadora que rompe un récord de apnea, un psicólogo que se atreve a superar sus retos en una maratón en la Antártida, un ex combatiente de Malvinas que intenta suicidarse y encuentra el sentido de la vida a través del deporte son algunos casos que expone Federico Bianchini en su libro Cuerpos al límite (Aguilar), una obra con estilo de crónica narrativa que describe las situaciones de los atletas cuando sufren las adversidades más complejas en la alta competencia.

¿Es posible apagar el cerebro para encender el cuerpo? La pregunta se ampara en la hipótesis que sostiene el autor, quien se involucró con los deportistas para conocer los detalles que les permiten a los protagonistas recorrer distancias que no son humanas. En la mayoría de los casos lograron sus objetivos engañando al pensamiento consciente, ya sea a través de alucinaciones o con ideas ajenas a la actividad física.

En diálogo con Infobae, Bianchini explicó cómo surgió la idea de popularizar esas historias en las que los personajes dejaron el anonimato gracias al esfuerzo y sacrificio. En un encuentro casual con Fogwill, el gran escritor argentino, el periodista le consultó antes de arrojarse a una pileta en qué pensaba cuando nadaba, porque él se aburría mucho. "Me derivó con una persona que en plena actividad se generaba alucinaciones de forma consciente para motivarse. Se imaginaba nadando en el Paraná o que la perseguía un barco para llegar a la meta en aguas abiertas a temperaturas muy frías", dijo con la misma precisión que emplea para sus relatos.

Es curioso cómo el imaginario colectivo desconoce los métodos de concentración de los profesionales. Más allá de realizar distintas disciplinas, en los deportes extremos el recurso es muy similar. Tal vez esa mirada le permitió a Bianchini abordar una temática que no se había trabajado hasta el momento.

El sencillo interrogante planteada le permitió al periodista sumergirse en los profundos pensamientos de los atletas. ¿Cómo funciona la cabeza de los deportistas de alto rendimiento? Esa duda fue el punto de partida de una obra que tiene como eje central la superación individual. "Muchas veces el periodismo deportivo es muy frío porque sólo se basa en resultados y estadísticas. Yo busqué otro enfoque. A mí me interesaba contar sus historias internamente", confesó el redactor sin descuidar los sentimientos que le permitieron conocer a la perfección el momento que vivió cada entrevistado: "La mayoría de las veces compartí con ellos los días previos y post competencia. Incluso con varios maratonistas estuve durante las paradas que hacían para no perderme ningún detalle. Quería saber cómo sentían el dolor, el sacrificio y sus sensaciones"…

Naturalmente, cuando Bianchini eligió invertir su tiempo en un trabajo tan radical, sabía que de esas experiencias iba a obtener una riqueza que no sólo se expresa en su libro. "Cuando el cuerpo no puede más por los dolores, los deportistas tienen como recurso no pensar en eso y mandar otras señales para ocultar esas dolencias. Muchas veces se apela a la angustia, la culpa y es ahí donde uno entiende por qué en medio de la actividad algunos se ponen a llorar o muestran sensaciones ajenas a lo que está ocurriendo. Cuando la máquina te pide que la apagues, lo ideal es no pensar para que trabaje por inercia", fue la reflexión que le permitió concluir el diálogo, porque según expresó, "el cuerpo es un envase al que sólo se le presta atención cuando se siente dolor". Sin dudas, en Cuerpos al límite haya algo de ese aprendizaje.

Las historias:

La mujer sumergida

En Mulhouse, la nadadora argentina Ludmila Brzozowski consiguió el récord panamericano de apnea: sin sacar la cabeza del agua nadó 134,37 metros. ¿Qué sucede dentro del cuerpo de alguien que no respira?

Un hombre corre en el hielo

Seis años después de quedar atrapado durante 42 horas en una cornisa durante una maratón, Cristian Gorbea pagó cerca de 14.000 dólares para ir a la Antártida y correr 100 kilómetros a 20 grados bajo cero. Alucinaciones y transpiración helada en el fin del mundo.

La carrera de alguien que estuvo en la guerra

Un hombre que en 1982 combatió en la guerra de Malvinas sufre y piensa en matarse. El deporte le salva la vida: arma una carrera extrema, dolorosa y devastadora ¿Se pueden anular los recuerdos?

602 kilómetros en 46 horas

Después de 46 horas, el tucumano Juan José Sirimaldi salió primero de una de las carreras más desafiantes y extremas del mundo: un triatlón de 602 kilómetros en las sierras de Villa General Belgrano, Córdoba ¿Cómo funciona la cabeza de un hombre que durante 3 días no se detiene? La adicción al deporte, la culpa por el tiempo que no pasa con sus hijos y las formas de engañar al propio cuerpo en un relato en primera persona.

50 maratones en 50 días

Dean Karnazes corrió 50 maratones en 50 días seguidos en 50 estados distintos de Estados Unidos; completó una maratón en el Polo Sur con 40 grados bajo cero, terminó 6 veces un recorrido de 230 kilómetros en el Valle de la Muerte a 48 grados, y lleva transitados más de 162.000 kilómetros ¿En qué momento alguien a quien le gusta correr se transforma en un producto de marketing?

Operando al corredor

En México, en el medio de una competencia que consiste en repetir 5 veces una rutina diaria de 3,8 kilómetros de natación, 180 km en bicicleta y 42 de trote, vestido con ropa de carrera, ell corredor y médico cirujano Jorge Rodríguez le reconstruyó la cara a un atleta noruego. Temple, concentración y disciplina para aquietar las pulsaciones de un cuerpo acelerado.

LEA MÁS