El cofundador de Bitmain tiene una de las fortunas más importantes de la industria, produce el 80% de los chips de minería
El cofundador de Bitmain tiene una de las fortunas más importantes de la industria, produce el 80% de los chips de minería

Jihan Wu se parece más un adolescente geek que a un multimillonario fundador de una de las compañías más importantes del mundo cripto. El hombre, de 32 años, comenzó a considerar la posibilidad de abrir una oferta inicial pública y cotizar en la bolsa con su compañía Bitmain Technologies Ltd. El mundo cripto, de a poco, sale de las sombras e irrumpe en las instituciones financieras tradicionales.

Por su temprana incursión en las criptomonedas, Jihan Wu está sentado en la que podría ser una de las fortunas más grandes de la industria: dirige la firma líder mundial en producción de chips de minería.

La compañía china fabricante de plataformas mineras ha actuado de manera bastante secreta desde su fundación hace cinco años, pero Wu gradualmente está levantando el velo y revelando pistas sobre su riqueza personal mientras busca una expansión más allá de la criptoesfera. Esta expansión, eventualmente, puede conducir a una inicial oferta pública.

En una entrevista con Bloomberg News, Wu dijo que Bitmain registró 2.5 mil millones de dólares de ingresos el año pasado y que él y su cofundador, Micree Zhan, poseen cerca del 60 por ciento del negocio.

Bitmain controla hasta el 80 por ciento del mercado de equipos de cripto minería, según un informe de febrero de Sanford C. Bernstein & Co.

Mientras que Bitmain tiene pocos competidores directos, la aplicación de un múltiplo similar al de los fabricantes de chips que cotizan en bolsa como Nvidia Corp. y MediaTek Inc. le daría a la empresa un valor de alrededor de 8,8 mil millones de dólares.

Eso haría que las participaciones de los cofundadores valgan un total combinado de 5.300 millones de dólares, según el Bloomberg Billionaires Index.

Dada la incertidumbre que rodea a los activos digitales y la limitada información pública sobre Bitmain, cualquier estimación del valor de la empresa con sede en Pekín -y la riqueza de sus propietarios- inevitablemente deriva en conjeturas.

Pero esto podría cambiar. Una IPO, por sus siglas en inglés, no solo abriría los libros de Bitmain al mundo, sino que también le permitiría a la bolsa asignarle un valor en tiempo real. Si bien Wu dijo que no tiene planes específicos en este momento, está abierto a cotizar en Hong Kong -o en un mercado extranjero con acciones denominadas en dólares estadounidenses- porque les daría la oportunidad a los primeros inversores, incluidos Sequoia Capital y IDG Capital, de retirar dinero.

Una venta pública de acciones sería un evento histórico tanto para Bitmain como para la industria de criptografía más amplia. Los mineros, los desarrolladores y los inversores de riesgo están optando por una mayor transparencia a medida que intentan aplacar a los cautelosos reguladores y demuestran que el auge del año pasado en activos digitales fue más que un simple destello.

El cofundador Jihan Wu
El cofundador Jihan Wu

Una oferta pública inicial también ayudaría a mejorar el perfil de Bitmain a medida que la empresa se ramifica en áreas que incluyen la inteligencia artificial, un campo que cuenta con el respaldo de las autoridades chinas, a diferencia de las criptomonedas.

"El desafío es avanzar en nuestra tecnología más allá de lo que ya hemos logrado", dijo Wu.

Uno de los mayores competidores de Bitmain, Canaan Inc., ya ha solicitado una OPI en Hong Kong. Los conocedores del asunto habían dicho que Canaan podría recaudar alrededor de mil millones de dólares. El dato sorprendente es que los ingresos de Bitmain en 2017 fueron aproximadamente doce veces superiores a los de Canaan.

Ambas compañías diseñan chips personalizados conocidos como circuitos integrados específicos de aplicaciones, o ASIC. Estos son particularmente buenos para el crujido de números de fuerza bruta requerido por los mineros de criptomonedas, que verifican las transacciones de divisas virtuales y obtienen recompensas denominadas en cripto mediante la resolución de complejos problemas matemáticos.

Los ASIC también son útiles para las pesadas cargas de trabajo asociadas con algunas formas de inteligencia artificial, como el aprendizaje automático.

Si bien la empresa obtiene la mayor parte de sus ingresos de las ventas de equipos de minería, también administra algunos de los mayores colectivos mineros, en los que los miembros combinan su capacidad de procesamiento y dividen las recompensas. Los colectivos AntPool y BTC.com de Bitmain controlan más del 40 por ciento de la potencia minera Bitcoin del mundo.

El papel desmesurado de la empresa ha provocado una reacción violenta por parte de algunos puristas de monedas virtuales, que desprecian cualquier cosa que sugiera una concentración de poder en el ecosistema criptográfico. Pero Wu rechaza a los detractores, señalando que muchos rivales están buscando ganar cuota de mercado.

Una oferta de Bitmain atraerá mucha atención de los inversores de Hong Kong, que carecen de opciones convincentes para apostar a la naciente industria de chips de China, según dijo a Bloomberg Kevin Wang, analista de Mizuho Securities Asia Ltd.