Blockchain no es perfecto porque interactúa con humanos, que tampoco lo son (Getty Images)
Blockchain no es perfecto porque interactúa con humanos, que tampoco lo son (Getty Images)

Cada vez que baja el precio del bitcoin, la criptomoneda más famosa, los medios de comunicación y principales referentes de la industria se vuelcan a hablar de las bondades de blockchain, la tecnología que está revolucionando la economía mundial. Daniel Newman, CEO of Broadsuite Media Group, escribió en Forbes que es hora de que los medios de comunicación  comiencen a hablar -también- de sus limitaciones.

"Hasta ahora, blockchain ha sido el socio virtual perfecto. Pero, como estamos comenzando a aprender, cada luna de miel tiene su final. Y nosotros en la industria de la tecnología estamos comenzando a notar los límites de blockchain", comentó.

Si bien sostuvo que toda tecnología, y no solo blockchain, tiene sus falencias, reconoció que la red descentralizada tiene dos límites:

Primera limitación: La confianza

Según Newman, por mucho elogiemos a blockchain por su capacidad de mantener un registro documentado e inmodificable del origen de un producto hasta la cocina de nuestra casa, el hecho es que blockchain no es seguro. En realidad, lo que explica, es que el proceso de ingresar datos en blockchain no es perfecto. Los datos que se almacenan en el registro descentralizado son cargados por seres humanos y estos pueden equivocarse o manipular la información.

Por ejemplo, explica, la persona que trabaja en el puerto que se encarga de registrar la calidad del producto que se envía en el barco puede asegurar que está bien algo que está podrido y así "inicia un falso positivo que blockchain es incapaz de detectar".

Otro ejemplo que da es el de un vendedor de arte que asegura falsamente que una obra de arte es original. Y así, el comprador, adquirirá una obra de arte que ha sido verificada por un manipulador.

"Blockchain es tan confiable como las personas de confianza que lo usan, pero a menos que esté vinculado a sensores de IoT que verifican el nivel de las sustancias químicas, la contaminación, la frescura y la cantidad de otras "medidas" verificables, ser engañados con blockchain sigue siendo una posibilidad", precisó.

Segunda limitación: No puede adivinar

Newman se pregunta qué sucede si una empresa utiliza blockchain para simplificar sus contratos de marketing online con distintas audiencias. Para ello, la compañía buscará que ciertos públicos vean ciertos anuncios y hagan click que los lleve a la página web para comprar. Y blockchain puede verificar que eso efectivamente pase. Pero, ¿qué sucede si las personas mintieron a la hora de decir quiénes eran?

De esta manera, al menos que blockchain esté vinculado con alguna otra forma de verificación de la identidad de los usuarios, la empresa queda "a merced de la confianza".

Pero para él, el límite más grande que tiene actualmente blockchain "es que nadie realmente lo está usando en masa todavía".

"Hasta que llegue al punto en que sea parte del uso cotidiano (…) siempre será necesario utilizarlo con un poco de escepticismo. Sí: resulta que incluso blockchain puede romper nuestros corazones", añadió.

A pesar de todo, asegura: "Creo que Blockchain sea una solución significativa y ciertamente tendrá su lugar en el ecosistema empresarial y tecnológico".

LEA MÁS:

SEGUINOS EN:
Facebooktwitterinstagramyoutubetelegram