El ministro de Chubut, Federico Massoni, quedó en el centro de la polémica al reconocer que el Estado protege a las redes narco. (Maxi Jonas)
El ministro de Chubut, Federico Massoni, quedó en el centro de la polémica al reconocer que el Estado protege a las redes narco. (Maxi Jonas)

Al gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, se le presentó un frente interno inesperado por un error no forzado. Su ministro de Seguridad, Federico Massoni, causó revuelo en las últimas horas cuando admitió que integrantes del Estado provincial suelen “proteger” a las redes de narcotráfico. La insólita definición llamó la atención de la Justicia, que evalúa citarlo a declarar para ampliar detalles.

Hace un mes, Massoni declaró: “Hay zonas de Trelew con un transa por cuadra”. El contundente diagnóstico, que refleja la situación de los barrios de la zona oeste de la ciudad chubutense, parecía suficiente para que las autoridades resuelvan intervenir en la problemática. El dato había sido corroborado por un reporte policial, difundido por el diario El Chubut, que reveló que en las 18 manzanas del barrio INTA la mayoría de los vecinos reconocieron la presencia de un vendedor de estupefaciente en cada calle.

El reporte llamó la atención del municipio de Trelew y disparó la polémica. “De confirmarse es alarmante. No deja muy bien parada a la Policía si esto es así”, indicó Héctor Castillo, secretario de Desarrollo Social del intendente Adrián Maderna. Castillo vive en el barrio INTA y pidió “no estigmatizar” a los vecinos de la zona, que es gente mayoritariamente laburadora.

Como respuesta, el ministro Federico Massoni ratificó el diagnóstico policial y en ese marco dio su llamativa declaración. Estas organizaciones se encuentran protegidas en muchos casos por funcionarios judiciales, legislativos y del Ejecutivo, dijo sobre las redes de narcotráfico. “Va a sonar muy feo: lo primero que tenemos que hacer y más cuando hablamos de droga es ver no solo al transa, sino a aquel que protege a los que traen y comercializan el producto”, agregó. Además, apuntó contra el funcionario municipal de Trelew: “Me llama la atención Castillo, él sabe cuál es la realidad. Es excelente la relación que tenemos, no creo que estemos en condiciones de ponernos sensibles”.

Desde hace un mes, el barrio INTA de Trelew pasó a ocupar la agenda política de Chubut por un irregular operativo de seguridad, que tuvo como consecuencia la repetición de una postal de la cuarentena obligatoria: los vecinos denunciaron maltrato policial y violencia institucional. Los uniformados dispararon contra los habitantes del vecindario, uno de los cuales fue herido en la cabeza por una posta de goma. Lo curioso es que ese procedimiento fue encabezado por el propio ministro de Seguridad. Massoni emula el método de su par bonaerense, Sergio Berni: suele tener un alto perfil y concurre armado a las intervenciones policiales en el territorio.

El hecho de violencia institucional denunciado en el barrio Inta, de Trelew. (Twitter: @revistacitrica)
El hecho de violencia institucional denunciado en el barrio Inta, de Trelew. (Twitter: @revistacitrica)

De un tiempo a esta parte, Massoni está expuesto y recibe crecientes críticas del arco político de Chubut por su conducción de las fuerzas policiales. Incluso, los hechos de violencia institucional durante la cuarentena por el coronavirus causaron preocupación de parte del Gobierno nacional.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, impulsó en abril un habeas corpus colectivo para que los efectivos se ajusten a que la detención de personas “debe ser el último paso” ante la violación del aislamiento, tras tomar nota de las crecientes denuncias por abuso de autoridad, apremios ilegales, amenazas y secuestros de vehículos habilitados para circular. “La actuación de la Policía de Chubut dista mucho de las recomendaciones emanadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación”, señala el escrito firmado por Pietragalla.

Un grupo de diputados del peronismo y de Juntos por el Cambio también se pronunciaron sobre el hecho, al enviar una carta al gobernador Mariano Arcioni donde le exigieron que la policía provincial cumpla con las garantías institucionales ante “el accionar violento que se estaría ejerciendo en los operativos de control de la cuarentena”.

En ese marco, Massoni se comprometió a apartar a los agentes que se excedieran en el uso de sus atribuciones y de la fuerza. Al menos cuatro policías de Chubut fueron pasados a disponibilidad por el accionar irregular. Ayer se presentó ante el Concejo Deliberante de Trelew para dar explicaciones por lo ocurrido en Inta. Se justificó: “Muchos creen que soy una persona a la que le encantan los controles y que la gente esté en la casa, pero estamos en una situación diferente a lo normal, es una pandemia. Se llevaron a cabo mecanismos que estoy convencido que estuvieron muy bien hechos y durante mucho tiempo nos mantuvieron lo mejor posible”.

A la izquierda, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni. (Gustavo Gavotti)
A la izquierda, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni. (Gustavo Gavotti)

Pero los hechos de violencia continuaron en la provincia, y el ministro de Seguridad provincial volvió a quedar en la mira. Según la prensa local, el fiscal de Trelew, Marcos Nápoli, lo citará para que el próximo viernes aclare sus dichos sobre la protección estatal a las redes de narco menudeo. De acuerdo a la normativa vigente, si un funcionario tiene información sobre un delito en proceso, es su deber denunciarlo.

Seguí leyendo: