Horacio Rodríguez Larreta y Fernán Quirós hablan en conferencia de prensa
Horacio Rodríguez Larreta y Fernán Quirós hablan en conferencia de prensa

La planificación de estrategias para evitar la propagación del coronavirus ha provocado diferencias y tensión en la relación que mantienen los gobiernos de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires. Por eso, ambas administraciones trabajan para unificar criterios y decidieron que coordinarán el análisis de datos en el Área Metropolitana (AMBA) para tener una mirada más integral y conjunta de los distritos.

Necesitamos recolectar los datos de manera coordinada, hay que definir el set y que sean representados (medidos) de la misma manera”, adelantó esta mañana el ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós, quien precisó que hay cinco indicadores fundamentales para definir cómo afrontar la pelea contra la pandemia.

En concreto, el funcionario porteño señaló que las claves son: 1) el número de casos por día; 2) la velocidad de crecimiento; 3) la capacidad instalada de la infraestructura sanitaria; 4) la proporción de esa infraestructura que está ocupada por los pacientes; 5) los indicadores de circulación y transporte.

“Ese set de datos, cada uno (cada distrito) lo mide por su parte, pero lo que estamos coordinando es hacer una interpretación metropolitana más allá de las mediciones que cada uno haga, pero poder tener una mirada y un debate metropolitano”, resumió Quirós.

A su lado, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, reiteró que “se trabaja en total coordinación con las autoridades de Nación y Provincia, aunque eso no significa que se tomen las mismas medidas". En principio -confirmó el alcalde porteño- se acordó “ser mucho más estrictos y ampliar el control de la movilidad”.

A esa conclusión se arribó en la reunión que ayer mantuvieron los ministros de Salud de ambos distritos con Ginés González García: los tres coincidieron en la necesidad de endurecer los controles en el transporte del AMBA y por eso se esperan definiciones para el próximo fin de semana.

Una policía realiza control de tránsito en un acceso a la ciudad de Buenos Aires (Foto: Gustavo Gavotti)
Una policía realiza control de tránsito en un acceso a la ciudad de Buenos Aires (Foto: Gustavo Gavotti)

En cuanto a la realidad puntual de la pandemia en la ciudad de Buenos Aires, Larreta destacó la importancia del Plan Detectar, que incluye testeo, detección y aislamiento; con esa estrategia y la colaboración de la población que utiliza tapabocas -aseguró el jefe de Gobierno- se logró que el número de contagios de mantenga estable: en CABA hay un promedio de alrededor de 500 casos nuevos por día y el R (la tasa que indica a cuántas personas contagia un enfermo de Covid-19), que llegó a ser de 2,2, ahora es de 1,13.

La importancia de testear se reflejó de forma contundente en el Barrio 31. "Gracias al operativo que se hizo junto al gobierno nacional, la tasa de contagios bajó desde un pico de 2,6 a 0,6″, destacó el jefe de Gobierno. Esto significa que el numero de casos está en baja en esa zona de la ciudad. De todos modos, el referente de Juntos por el Cambio advirtió que siguen preocupados porque la experiencia de otras grandes urbes del mundo indica que en un momento los casos vuelven a subir.

En rueda de prensa, Larreta evitó adelantar si habrá nuevas restricciones o si se liberarán más actividades en el corto plazo, pero admitió el peso del confinamiento aunque de manera sutil defendió la autorización de realizar actividad física, pese a la polémica que generaron los runners: “Hay una situación natural de muchos días de cuarentena que genera angustia, ansiedad e incertidumbre y tenemos que tener en cuenta la salud en forma integral, el ejercicio físico, el malestar emocional...".

"Hay una angustia generalizada que es natural y nosotros tenemos que buscar el equilibrio entre la necesidad de la gente y lo que es preservar la salud”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO