El valor promedio que recibe el tambero por su leche es de u$s 0,27.
El valor promedio que recibe el tambero por su leche es de u$s 0,27.

Sin intervenir en el mercado lechero y sosteniendo el proceso de forjar una mayor transparencia comercial y estabilidad cambiaria, el gobierno de
Mauricio Macri se asume conforme con el valor promedio de u$s 0,27 que
recibe el tambero por su leche en la tranquera.

Esta mejora está apoyada en el incremento interanual del 30% que exhibió la exportación láctea y a la espera de que se quiebre la recesividad que ofrece el mercado interno.

Así lo expresó a Infobae, Alejandro Sammartino, Director Nacional de Lechería, quien agregó: "Sobre la falta de reglas, que imperaba en el mercado hasta el 2015, hemos avanzado mucho. La coyuntura la vamos a seguir teniendo, ya sea una devaluación o una inundación, eso complica y mucho, pero lo que tiene que ver con establecer más transparencia, más orden y tener un norte para la lechería, en eso se ha avanzado".

Además, Sammartino comentó: "El 30% de incremento en las exportaciones le da previsibilidad a toda la cadena láctea, a las plantas y al productor, que antes no tenía. Entendemos que los precios van a seguir firmes y para adelante en la medida que el tipo de cambio no se retrase y acompañando la inflación. Hoy se cobra entre 26 y 27 centavos de dólar. No es mal precio para lo que es el tipo de cambio, y entramos en una zona donde el precio de la leche permite pagar la mayoría de los insumos de manera competitiva".

Agregó además que "la intención es mantener esta competitividad y mejorarla en la medida que lo haga el mercado interno, que recibe el 80% de la leche producida en un contexto de recesión. Allí, gracias a la exportación se ha permitido una recuperación del precio" para la leche cruda.

El último informe del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) muestra que el valor pagado a los tambos fue de $ 9,28 por litro, cifra que ofreció a diciembre de 2018 un incremento interanual del 62,5%.

Sin intervención en el mercado lácteo

Para Sammartino, "asusta la idea de que el Estado tiene que intervenir en todo. Sin embargo se puso en marcha un muy fuerte proceso para obtener una mayor transparencia y cambiar la idea de abuso de poder que tienen las
cadenas comerciales, y allí hasta ahora es muy importante lo que se hizo".

“El 30% de incremento en las exportaciones le da previsibilidad a toda la cadena láctea, a las plantas y al productor, que antes no tenía”, afirmó Sammartino.
“El 30% de incremento en las exportaciones le da previsibilidad a toda la cadena láctea, a las plantas y al productor, que antes no tenía”, afirmó Sammartino.

"¿Intervenir? Los países que andan bien en el mundo van por otra línea. Van por el desarrollo de la competencia, la transparencia de los procesos
comerciales y el castigo de los procesos monopólicos, justamente con lo que hacen abuso de poder. Esto no es justamente intervención, ya que acciones de este tipo termina por perjudicar justamente a los más chicos", expresó el Director Nacional de Lechería.

Desde el área de Lechería de la Secretaría de Agroindustria, se indicó que
actualmente se está trabajando "en conjunto" con la Comisión Nacional de
Defensa de la Competencia para regular al sector de la lechería: "Hoy hay
nuevas armas y se está trabajando en procesos de buenas prácticas
comerciales", explicó el responsable del área en el orden nacional.

Relación precio de la leche/insumo

Sammartino comentó que en el arranque del 2019 "la lechería entra en una
línea de confort" en materia de competitividad, gracias a que con la posibilidad de contar los tambos con un valor de $ 10 promedio en enero y un costo de $5.300 para la tonelada de maíz, la relación de producción "está cercano a 1,9 kilos de alimentos de maíz y de 1 kilo en soja por litro de leche. Con estos valores, los tambos comienzan a funcionar".

"En la lechería actual hay un mosaico de situaciones: hay productores muy
complicados y a los que estamos asistiendo de la mejor manera con bancos
oficiales y otros que están muy lanzados a invertir en un contexto de país que estamos tratando de estabilizar", dijo.

Créditos y plazos, principales reclamos de privados

El Director de Lechería explicó que el Banco de la Nación Argentina (BNA)
propone la Línea 700 que cubre "todas la demandas crediticias que pueden
tener el proyecto lechero, desde capital de explotación e inversión en pasturas y hacienda, hasta para inversión de 15 años en infraestructura que requieren los tambos actualmente. Entendemos que cuando bajen las tasas van a ser más accesibles y mucho más viables los créditos", expresó.

Desde el ámbito oficial se explicó que la línea crediticia mencionada del BNA
para los tambos "es a cinco años a sola firma, y únicamente con un acuerdo
con la industria que actuará como agente de retención" para el pago del
préstamo a un tasa UVA (signado por inflación) más 10%.

En materia de plazos de pago, Sammartino consignó que "se está
monitoreando" el acuerdo al que se arribó con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) por el cual los súper se comprometieron a abonar las ventas de la industria en un plazo no mayor a los 25 días, reduciendo así al menos en siete días el período de comercialización. Allí las usinas lácteas, acordaron que trasladarían esto al compromiso comercial con sus proveedores de leche.