Los problemas de competitividad siguen afectando a las producciones regionales
Los problemas de competitividad siguen afectando a las producciones regionales

La suba de los costos de producción continúa afectando la competitividad de las economías regionales. El informe mensual elaborado por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro), denominado "El semáforo de las economías regionales", presentó durante mayo a 11 sectores productivos con signos de crisis, sobre un total de 19 actividades relevadas, en base a datos oficiales y a los informes de las cooperativas adheridas a la entidad.

Entre los sectores que presentan "signos de crisis" se encuentran la yerba mate, que sufre el estancamiento de los mercados en momentos de la cosecha, el vino y el mosto, con ventas que no son suficientes para compensar la suba de los costos. También atraviesan un momento complicado, la producción de papa y arroz, donde en el último caso no solo afecta la suba de los costos sino también la falta de financiamiento. La producción ovina enfrenta un estancamiento en la producción y con pocas alternativas comerciales.

El clima adverso impactó en la calidad de la soja, mientras que en los cítricos existe un desempeño irregular en el comienzo de la cosecha y la sobreoferta impacta negativamente los precios de la actividad forestal

De acuerdo al informe de Coninagro, en "situación de crisis" aparecen la producción de tabaco en Corrientes, con problemas de diversificación de la producción; las peras y manzanas del Alto Valle, con altos costos en el momento de la poda y la lechería que presenta una baja en la producción y con un importante endeudamiento de los tamberos.

Por otro lado, la suba de costos impacta en producciones que están "en observación", sin llegar a estar en situación de crisis. Ellas son: aves, porcinos y miel. En este último caso se destaca la recuperación que ha tenido de mercados internacionales.

Las manzanas y las peras presentan altos costos a la hora de la poda
Las manzanas y las peras presentan altos costos a la hora de la poda

Por último, las producciones que atraviesan un escenario favorable son: el maní, con buenos precios e importante demanda; la Mandioca, con mayor demanda de Brasil; los bovinos, que pese al aumento de los precios del alimento balanceado, siguen teniendo una fuerte demanda internacional y el algodón, que en plena cosecha tiene precios estables, pero con dispares resultados por la calidad de lo recolectado.

El presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto explicó que estos movimientos en las economías regionales "se dan en un contexto de costos internos, como la energía eléctrica y el financiamiento, en alza, en la que solo cuatro actividades han logrado mostrar signos positivos, aunque dos de ellos con algunas advertencias".

La opinión de CAME sobre la situación 

Eduardo Rodríguez, Presidente de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en diálogo con Infobae se refirió al difícil momento de las economías regionales: "El productor atraviesa una situación angustiante. Estamos muy preocupados por los efectos de la devaluación, la suba de tarifas, el impacto del clima y las nuevas tasas de los bancos, las que nos impiden acceder a líneas de financiamiento".

Somos conscientes que en los últimos años no se realizó una actualización de las tarifas, pero no es problema del productor

El representante de la CAME reclamó medidas para que el productor recupere rentabilidad, "ya no hablamos de subsidios, sino de bajar los costos, para que los productores que hoy se encuentran en dificultades puedan salir a delante, porque cuando el producto recupera rentabilidad, invierte, compra nuevos equipos y suma tecnología, genera una mayor mano de obra y movimiento en las economías del interior".