Test Peugeot 208 nacional: las claves del Auto del Año en Europa que ahora es argentino

Se ofrece en siete versiones con cuatro niveles de equipamiento y dos motorizaciones. Por los pergaminos que trae del Viejo Continente y su fabricación en El Palomar, es uno de los lanzamientos más importantes del mercado local. Infobae probó la versión top, el Feline. Mirá los videos

La versión más barata tiene un motor 1.2 de 82 caballos, las restantes el 1.6 de 115 CV.
La versión más barata tiene un motor 1.2 de 82 caballos, las restantes el 1.6 de 115 CV.

La relación de Peugeot con la belleza es una propiedad envidiable que la marca francesa revalida con cada uno de sus modelos más trascendentes. Por supuesto no es creadora exclusiva de los autos más bellos, habilidad que comparte con las marcas de mayor estilo del mundo. Pero sí se reconoce como generadora de hitos hilvanados armoniosamente a lo largo de la historia. Hablar de Peugeot, antes que nada, es hablar de belleza natural.

Y existen autos con un aura especial, aquellos predestinados al éxito, que desde el inicio resisten cualquier apreciación objetiva. Lo que inspiran o contagian suele ser más fuerte que la lógica o el análisis, un don que rápidamente es percibido por el público. Ocurrió, entre los autos más chicos y populares, cuando irrumpió el 206 a fines de los 90. Las miradas que atrae este nuevo 208 por la calle, tal cual pudimos comprobar, no hacen más que rememorar aquellos años en donde el chico del León rompió, con belleza, los estándares de una categoría que parecía ajena a la exquisitez. El termómetro, entonces, es esa primera prueba ampliamente superada por el nuevo 208.

Notable evolución tecnológica y en estilo. Peugeot vuelve a tener una auto chico de producción nacional.
Notable evolución tecnológica y en estilo. Peugeot vuelve a tener una auto chico de producción nacional.

Este nuevo auto chico nacional se planta como el sexto modelo de la marca en ser premiado como Auto del Año 2020 (Car of the Year es el premio más importante de Europa), consagración que sólo alcanzaron grandes emblemas del León, como el Peugeot 504 (1969), 405 (1988), 307 (2002), 308 (2014) y el 3008 (2017). Y más allá de los títulos, el modelo encarna una renovación conceptual y tecnológica que lo colocan como faro de una nueva generación de vehículos. Como el 206, se fabrica en El Palomar, lo que conllevó una renovación de la plataforma que puso al centro industrial entre los más avanzados de PSA en el mundo.

Mirá en detalle el Peugeot 208 (parte 1).

Literalmente, muestra sus colmillos este flamante 208. Porque la estética es su fuerte y porque el frente, donde más cambios presenta, muestra dos colmillos de LED para acompañar los faros delanteros que le sientan realmente muy bien. Lo único negativo: esos apliques led vienen de serie sólo en las versiones más equipadas y en el resto implican un costo adicional.

El 208 es unos centímetros más largo y más bajo que el anterior, pero mantiene un baúl lógico para su categoría y dimensiones internas similares. Se repiten entonces los puntos flacos, como la habitabilidad en las plazas traseras, muy ajustada cuando se retiran las butacas hacia atrás –aun parcialmente- y con poca distancia al techo. Lo que también mantiene este modelo es el concepto i-cockpit, ya presente en todos los vehículos de la marca, y bajo el cual se diseña el puesto de conducción. Aunque lleva unos minutos extra acomodarse a la posición de manejo ideal, una vez lograda este 208 ofrece un espacio para la conducción realmente confortable. El i-cockpit, mejorado en esta generación del 208, implica una configuración general más baja para el conductor, más horizontal y con sus piernas más estiradas que en modelos convencionales. El volante, de diámetro pequeño, obliga a visualizar el tablero de instrumentos por encima de su aro (y no a través de él). Lo dicho, puede llevar unos minutos acomodarse a una posición que en los Peugeot ya es característica, pero que difiere de la mayoría de las marcas, aunque con el correr de los kilómetros la posición de manejo empieza a consolidarse como una virtud por su comodidad.

La joya del interior es el tablero, que muestra la información como si fuera en 3D. Una salto de calidad enorme.
La joya del interior es el tablero, que muestra la información como si fuera en 3D. Una salto de calidad enorme.

El tablero de instrumentos representa la prueba más tangible del salto tecnológico. Es lo que rápidamente llamará la atención en el interior del modelo, a pesar de que el ambiente, íntegramente renovado, ofrece una configuración muy atractiva para la vista. El tablero, totalmente digital y con una pantalla de 10 pulgadas, muestra la información como si fuera en 3D, un efecto que se logra con un display digital y un proyector de imágenes por encima. Son como dos pantallas superpuestas que se complementan entre sí. ¿Podría mostrar más información? Sí. Pero es un punto a favor la puesta en escena del instrumental por lo llamativo y vanguardista, especialmente por tratarse de un auto chico.

Cargador inalámbrico para el celular, con tapa, en la consola central.
Cargador inalámbrico para el celular, con tapa, en la consola central.

El resto de la información está disponible a través de la pantalla multimedia de siete pulgadas en la consola central. Un centro de comando práctico, touch, y muy intuitivo para configurar el vehículo. En el 208, Peugeot ofrece la posibilidad de acoplar Apple CarPlay y Android Auto, porque no tiene navegador propio. A la excelente terminación interior y la calidad de los materiales, se les acopla un acierto de la marca, de muy buen gusto: los tapizados de la versión Feline combinan cuero, tela y Alcántara. Un salto de calidad extra para esta versión tope de gama.

Mirá en detalle el Peugeot 208 (parte 2).

Por supuesto, PSA dispone de mejores motores para este nuevo 208 que impone calidad, innovación y que, al andarlo con el 1.6 de 115 caballos que trae, su notable comportamiento claramente evidencia que está para más. Confiabilidad, y eso no es poco, resultó el argumento por el cuál la elección para motorizar al 208 recayó en este probadísimo 1.6. Se trata de un motor que no ofrecerá problemas, cumplidor y alta fiabilidad. Pero este nuevo modelo viaja tan bien y con tanto aplomo que a veces cuando se requiera mayor reacción la respuesta puede parecer escasa. Sobre todo, por debajo de las 3.000 vueltas.

Para compensar la oferta de potencia en la gama vendrá en enero el modelo GT LINE, importado de Francia, y con el motor 1.2 Puretech con turbo y 130 caballos, considerado por la prensa europea como uno de los mejores impulsores del continente en su tipo. De todas maneras, quedará como una versión sport, y más elevada en precio. Quienes accedan al catálogo regular del 208 deberán conformarse con los 115 caballos del 1.6 más popular de PSA.

Volante de aro pequeño y exquisito diseño, detalle característico del concepto i-cockpit.
Volante de aro pequeño y exquisito diseño, detalle característico del concepto i-cockpit.

De las siete versiones que integran la familia del nuevo 208, diferenciadas por cuatro niveles de equipamiento (Like, Active, Allure y Feline) todas llevan el 1.6 salvo la de entrada de gama, que está equipada con un moderno 1.2 tricilíndrico de 82 caballos. La apuesta queda por detrás de la novedad impuesta por Chevrolet con el nuevo Onix, con el que introdujo un tres cilindros un 1.2 de 90 CV y un 1.0 turbo de 116 caballos.

Se dijo, el comportamiento de este flamante 208 sí está a la altura de la evolución del auto. Y sin dudas podrá comprobarse –y disfrutarse- con el GT. El 208 viaje en ruta realmente como un auto de categoría superior, con la sensación de ir siempre muy bien afirmado incluso en las curvas: dobla bárbaro, un punto sobresaliente sin dudas. Dispone de tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. Con esta última alternativa parece responder algo mejor al pie derecho: la caja automática Tiptronic se acopla mejor (porque cambia el software) y si bien los caballos son los mismos, la reacción escala levemente. Levemente.

La trompa imponente con los colmillos de LED. Son opcionales en las versiones más económicas.
La trompa imponente con los colmillos de LED. Son opcionales en las versiones más económicas.

Una de las grandes novedades de la gama: todos los 208 ahora están equipados con Control de tracción (ESP) de serie. Este Feline, muy completo en su oferta tecnológica en materia de seguridad, ofrece las denominadas ADAS, dispositivos de asistencia a la conducción. Dispone de Alerta de riesgo de colisión más Freno automático de emergencia; Lector de carteles de velocidad; Alerta de descanso; Visión Park 180º (la cámara de retroceso revisa el perímetro del vehículo y genera una imagen virtual); Mantenimiento de línea del carril activo; Adaptación automática del entorno luminoso (al no detectar luces blancas ni rojas, a menos de 250 metros, el sistema activa las luces altas para mejorar la visibilidad); Alerta de atención al conductor por cámara (una cámara en la parte superior del parabrisas evalúa el estado de alerta del conductor identificando los desvíos de trayectoria), entre otros.

Conclusión

La evolución tecnológica del nuevo 208 prácticamente no ofrece fisuras, tanto por su apuesta en seguridad, como por el amplio catálogo de elementos de confort (al menos en el Feline). E incluso por su concepción, por todo lo que representa su fabricación en la Argentina con una plataforma moderna como la instalada en El Palomar. El notable comportamiento dinámico, sin dudas, lo posicionará como referente a batir en su categoría, pero el GT tendrá la enorme responsabilidad de aportar la cuota de vigor que este 1.6 no puede ofrecer. Será una gran incorporación, ya se verá a qué precio. Donde no hay discusión alguna es en su estirpe: le belleza natural por ser Peugeot podrá imponerse por sobre cualquier análisis frío –aunque racional- sobre motores y potencia.

Ofrece un excelente comportamiento, pero al 1.6 le falta algo de reacción.
Ofrece un excelente comportamiento, pero al 1.6 le falta algo de reacción.

Las versiones y sus precios

208 LIKE 1.2: $ 1.210.300

I-cockpit, ESP, anclajes Isofix (2), 4 Airbags (frontales y laterales).

Regulador y limitador de velocidad. Pantalla táctil de 5 pulgadas. Aire acondicionado con comando digital.

208 LIKE 1.6: $ 1.309.000

Equipamiento LIKE 1.2 más pantalla táctil de 7 pulgadas “All in ONE” (permite acoplar el teléfono celular vía Apple CarPlay, Android Auto y bluetooth). Alarma perimétrica.

208 ACTIVE 1.6: $ 1.417.000

208 ACTIVE 1.6 Tiptronic: $ 1.527.000

Equipamiento LIKE 1.6 más llantas de aleación de 16 pulgadas, faros LED delanteros, techo panorámico, cámara de estacionamiento trasera.

208 ALLURE 1.6: $ 1.597.000

208 ALLURE 1.6 Tiptronic: $ 1.707.000

Equipamiento ACTIVE 1.6 más I-cockpit 3D, tapizados cuero con alcántara, recarga inalámbrica de Smartphone, 2 airbags cortina, llantas de aleación de 16 pulgadas diamantadas, acceso y arranque manos libres (ADML), climatizador automático digital.

208 FELINE 1.6 Tiptronic: $ 1.844.000

Equipamiento ALLURE 1.6 más ADAS, pack visibilidad, Vision park 180º, sensores de estacionamiento trasero, faros full LED, alerón trasero.

SEGUÍ LEYENDO:

Los principales lanzamientos en la industria automotriz para el segundo semestre en la Argentina

Otra dimensión en confort: cómo es el familiar tecnológico que Citroën acaba de lanzar en la Argentina

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos