El Volvo S80 es uno de los modelos afectados, pero se trata de los anteriores a 2019.
El Volvo S80 es uno de los modelos afectados, pero se trata de los anteriores a 2019.

La trayectoria de Volvo se construyó durante décadas a partir de la seguridad. La marca sueca fue pionera en trabajar para mejorar la seguridad de los ocupantes de sus vehículos. Y cuenta en su historia con el hito de haber inventado el cinturón de seguridad de tres puntos, allá por el año 1958. Cobra relevancia, entonces, que justamente la firma tenga que llamar a revisión a alrededor de 2,1 millones de autos de todo el mundo tras descubrir una posible falla de seguridad en los dispositivos.

Volvo desarrolló el cinturón de seguridad de tres puntos y en 1959 cedió gratuitamente su patente a la industria.
Volvo desarrolló el cinturón de seguridad de tres puntos y en 1959 cedió gratuitamente su patente a la industria.

El llamado masivo a revisión por supuesto es una medida preventiva, dado que no se reportaron lesiones o accidentes ligados a esta falla. En Volvo detectaron que puede aflojarse un cable de acero que ancla los cinturones de seguridad de los asientos delanteros a la carrocería. “Hemos visto que este cable puede estar sujeto a desgaste en condiciones especiales, reduciendo la protección del dispositivo de seguridad”, detalló el vocero de prensa de la automotriz, Stefan Elfstrom, a medios suecos.

Este recall de la firma sueca, que es el mayor de su historia, afecta a los modelos S60, S60L, S60CC, V60, V60CC, XC60, V70, XC70, S80 y S80L fabricados entre 2006 y 2019, pero a ninguno de los vehículos actuales. En Argentina hay una sola unidad afectada con este potencial problema.

El debut de los cinturones en el Volvo Amazon, en 1959.
El debut de los cinturones en el Volvo Amazon, en 1959.

Aunque según la firma escandinava asegura que no se trata de un problema grave, debió empezar a contactarse con los más de 2,1 millones de usuarios en todo el planeta para que pasen por los talleres más cercanos. Que su sistema estrella, los cinturones de seguridad de varios de sus modelos no cumplan con los exigentes parámetros de calidad de la marca, representa un insólito traspié en la impecable trayectoria de Volvo, cimentada a partir de su trabajo y compromiso con la seguridad en el automóvil.

El Volvo S60, hasta el año 2019, es otro de los modelos afectados.
El Volvo S60, hasta el año 2019, es otro de los modelos afectados.

La patente del primer cinturón de seguridad de Volvo data de fines de los 50, cuando la empresa contrató al ingeniero mecánico Nils Bohlin, un experto en sistemas de eyección de pilotos en los aviones. El pedido de la firma de desarrollar un cinturón que garantizara mayor seguridad para el conductor y los ocupantes de los vehículos encontró respuesta un año más tarde, con el cinturón de seguridad de tres puntos. Aquella innovación luego se derramó hacia el resto de la industria y se fue adoptando en todos los modelos del mundo.

El Amazon fue el primer vehículo de Volvo en incorporar los cinturones de seguridad de tres puntos.
El Amazon fue el primer vehículo de Volvo en incorporar los cinturones de seguridad de tres puntos.

Antes de aquel invento, sólo algunos vehículos estaban equipados con cinturones, pero eran ventrales y sólo de dos puntos de anclaje. Además, su uso no estaba masificado y no existía conciencia sobre las consecuencias de no emplearlo. En caso de un choque frontal, por ejemplo, el cinturón de seguridad reduce en un 90% el riesgo de perder la vida o sufrir heridas graves en la cabeza. Y disminuye hasta un 75% la posibilidad de sufrir heridas, fracturas y lesiones de otro tipo.

Por eso, el invento de Bohlin fue tan radical y trascendente para el sector automotriz, al igual que la decisión de Volvo de ceder gratuitamente la patente de invención a la industria mundial. Y para graficarlo basta un dato: se estima que el cinturón de tres puntos salvó más de un millón de vidas desde que salió al mercado en 1959.

SEGUÍ LEYENDO: