Los requisitos para circular: casco, licencia de conducir con la categoría respectiva, comprobante de titularidad y de seguro vigente y al día. (Diego Medina)
Los requisitos para circular: casco, licencia de conducir con la categoría respectiva, comprobante de titularidad y de seguro vigente y al día. (Diego Medina)

El verano trae aparejado uno de los problemas que parece más difícil de controlar y resolver para las autoridades, a pesar de la existencia de normativas y leyes vigentes: el del uso de los cuatriciclos en la Costa Atlántica. Pinamar, Cariló y Villa Gesell son los municipios donde más circulan este tipo de vehículos en verano, y también en donde durante las últimas temporadas hubo que lamentar mayor cantidad de accidentes, varios de ellos con menores involucrados y, lamentablemente, con víctimas fatales.

Hay dos aspectos para tener en cuenta a la hora de salir a pasear con un cuatriciclo. Por un lado, el cumplimiento de las normativas vigentes para evitar accidentes, que incluyen sectores habilitados para circular. Y por el otro, los propios cuidados que se deben tener para el correcto uso de estos vehículos, que muchas veces pueden resultar peligrosos si no se los usa con conocimiento pleno de su potencial.

En enero de 2018, el Gobierno Nacional, por medio del Ministerio de Transporte, firmó un decreto que modificó la Ley Nacional de Tránsito 24.449 en el cual se regula la situación de los cuatriciclos. A partir de esa iniciativa, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) elaboró la Disposición Nº 196/2018 donde se establecen las características de los corredores y las zonas de circulación seguras.

(infobae)
(infobae)

Los cuatriciclos tienen prohibido circular por la vía pública en todo el territorio argentino; sin embargo, esa ley promueve la creación de “zonas seguras” por parte de los municipios para que esos vehículos puedan transitar por carriles especiales y separados por cilindrada.

Para que los cuatriciclos puedan circular, los municipios deben contemplar carriles exclusivos y correctamente señalizados y con protecciones en las curvas tanto de calles como avenidas. Estos senderos especiales deben ser de un solo sentido de circulación, contar con entradas y salidas señalizadas, e indicar límite de velocidad. Además, deben estar separados por cilindrada: una Pista Amarilla para cuatriciclos de hasta 300 cc, y una Naranja para unidades de más de 300 cc.

Los requisitos para cada conductor, además del casco, son la licencia de conducir con la categoría respectiva, comprobante de titularidad de dominio (mediante cédula o título y/o factura de compra conjuntamente con certificado de importación en el caso de corresponder) y comprobante de seguro vigente y al día.

Hay que tener cuidado con el exceso de carga, porque las maniobras pueden volverse peligrosas (Diego Medina).
Hay que tener cuidado con el exceso de carga, porque las maniobras pueden volverse peligrosas (Diego Medina).

Las zonas rurales y los médanos no están comprendidos dentro de las áreas consideradas de “vía pública”. Allí, los cuatriciclos pueden circular de manera libre en esas zonas, como ocurrió hasta ahora. Para esto, todos los cuatris deben portar una antena de dos metros de largo con un banderín en la parte superior. Es para que cada unidad sea más visible y los conductores puedan identificarse entre las subidas y bajadas de los médanos.

Si bien cada municipio es el encargado de regular y controlar estas normativas, con apoyo y supervisión de la ANSV, hay normas que son comunes: los menores de 16 años no pueden andar solos, y si alguien circula sin licencia se le retiene el vehículo y se le aplica una multa que mínima de 300 unidades, las cuales están sujetas al valor de la nafta súper de mayor calidad que se vende en el ACA de Mar del Plata, lo que significa no menos de 15 mil pesos.

Luego cada Comuna define cómo diseña los circuitos seguros, dónde están las entradas a la playa, y sus propios protocolos de trabajo para prevenir accidentes y controlar el uso de los cuatris.

Los consejos para usarlos con seguridad

(infobae)
(infobae)

Aún en las zonas habilitadas para usarlos, también hay que respetar algunas consideraciones generales para evitar lastimarse en algún accidente. El uso del casco, por ejemplo, previene en un 70% las lesiones cerebrales y reduce en un 40% las posibilidades de muerte en un siniestro vial. Pero no cualquier casco puede cumplir su función correctamente, por eso el conductor debe asegurarse que su casco esté homologado por el INTI.

Además, siempre debe respetarse la carga máxima indicada por el fabricante y la cantidad de ocupantes con las que está configurado desde su fabricación. Muchas veces, ante una simple caída, es el propio cuatriciclo el que golpea a los ocupantes y provoca lesiones. Eso, respetando los límites de carga y ocupantes, y utilizando las protecciones correspondientes, puede minimizarse notoriamente.

Es obligatorio el uso del casco. Y además debe estar homologado por el INTI (Diego Medina).
Es obligatorio el uso del casco. Y además debe estar homologado por el INTI (Diego Medina).

Hay recomendaciones a seguir para ejecutar todo tipo de maniobras (ver infografía). Los cuatriciclos tienen el centro de gravedad elevado y una trocha angosta, lo cual incrementa las posibilidades de volcar ante alguna maniobra inadecuada. Y justamente esas maniobras llegan por circular a excesiva velocidad: una característica de los cuatris es que muchas veces sorprenden a quienes los manejan. Son potentes, aceleran rápido y dan poco tiempo de reacción.

Otro tipo de accidente común ocurre por el desconocimiento de su funcionamiento: como cuentan con un eje de transmisión trasero rígido (la rueda trasera izquierda circula a la misma velocidad que la derecha), es posible hacer derrapes constantemente. Pero ante el exceso de ocupantes se vuelven más inestables y no todos tendrán la posibilidad de sujetarse correctamente.

SEGUÍ LEYENDO: