El principal obstáculo de los autos autónomos es la legislación de los países (Getty)
El principal obstáculo de los autos autónomos es la legislación de los países (Getty)

"Si me pidieran que fuese hacia delante dos décadas, les diría que los autos serán eléctricos y autónomos. Completamente autónomos. No habrá volante. Un auto que no sea así será como tener un caballo. Así que existirán aquellas personas que tengan un vehículo no autónomo, igual que hoy en día hay personas que tienen caballos. Pero será poco habitual utilizarlo como medio de transporte". Lo firmó Elon Musk, fundador y CEO de Tesla Motors, la automotriz que juró revolucionar la industria de la movilidad.

Musk dijo, en limpio, que en 2037 no viajar en un auto autónomo sería equivalente a hoy andar a caballo. Es la visión de un transgresor de la innovación, con anuncios y promesas tan grandilocuentes que invitan a la suspicacia. "Los autos, en el futuro, serán autónomos", es una máxima que repiten los fabricantes de autos -y sus departamentos de marketing-, los desarrolladores de tecnologías, Musk y otros visionarios rupturistas. El tema es cuándo. Allí es donde los que coinciden en el porvenir de los autos no se ponen de acuerdo.

Los vehículos autónomos prometen cambiar las formas y los tiempos de traslados
Los vehículos autónomos prometen cambiar las formas y los tiempos de traslados

Para ser considerados vehículos 100% autónomos deberán alcanzar el nivel 5 que reglamentó la Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE) con el estándar J3016, el documento que califica la automatización de los vehículos sin conductores. Aunque no sea una norma de cumplimiento obligatorio, se consolidó como una guía práctica de entendimiento, interpretación y homologación común y universal. Las marcas adoptaron este patrón: sólo en la categoría máxima la automatización será completa y el rol del humano, los pedales y el volante, prescindibles.

Actualmente se venden vehículos con nivel 2 de autonomía. La tecnología se traduce en situaciones determinadas: estacionamiento autónomo, asistente de conducción en embotellamientos, mantener carril y velocidad orientado por el vehículo delantero. Musk aseguró que los Tesla serán completamente autónomos y comerciales en 2019. Así como dijo que va a llegar a Marte a través de SpaceX y que va a unir Washington y Nueva York en 29 minutos con Hyperloop, jura que sus automóviles serán los primeros en venderse con nivel 5 de automatización.

Actualmente se venden modelos con tecnología de asistencia al conductor (Getty)
Actualmente se venden modelos con tecnología de asistencia al conductor (Getty)

Nissan prevé su lanzamiento para 2020. Ford y BMW proyectaron sus vehículos autónomos hacia 2021. La fecha es un estimativo, una declaración para inversionistas con "propósitos de orientación" en la carrera hacia la autonomía en la conducción. Volkswagen anunció una inversión de 40 mil millones de dólares en el desarrollo de autos eléctricos y sistemas de conducción autónoma en función de su preocupación por la movilidad futura. Su pronóstico apunta a 2025. Toyota dijo que la industria del automóvil no está ni siquiera cerca de los autos autónomos y divulgó una inversión de hasta 32 millones de dólares hacia 2021 en concepto de investigación sobre este tipo de tecnologías.

Las previsiones de la industria automotriz se congregan en comienzos de la próxima década. Sus estimaciones no garantizan la comerciabilidad del producto. Proyectan el lanzamiento de unidades completamente autónomas, pero no su disponibilidad en el mercado. Thomas Lukaszewicz, responsable de conducción autónoma, investigación e ingeniería avanzada de Ford, dijo: "El plan es lanzar el primer vehículo autónomo de gran producción en 2021, aunque al principio sean destinados a operaciones comerciales como servicios de movilidad".

Las automotrices creen que podrán lanzar vehículos autónomos a partir de 2019
Las automotrices creen que podrán lanzar vehículos autónomos a partir de 2019

Los representantes de las marcas entienden que, al principio, el costo de la tecnología de automatización impactará en la venta de los autos sin conductores. Pero imaginan que la rentabilidad se recuperará a largo plazo con la reducción natural de los costos y el mercado de los "robotaxis" o servicios de movilidad de viaje compartido, un fenómeno que creará nuevos servicios y modelos de negocios.

Si el costo de producción es un factor predominante, los permisos de circulación son parámetros excluyentes. La carrera de las automotrices es más rápida que la legislación. Su evolución dependerá de las estructuras jurídicas de cada país o ciudad. Se cree que las lagunas legales demorarán su llegada. Y aunque haya estrategias normativas de legislaciones más permeables a la experiencia de los vehículos autónomos, especialistas en materia de seguridad vial y tecnología en transporte -exentos de la ansiedad de las automotrices- prevén que no antes de 2030 será viable la compra y venta de autos sin conductores en los mercados más desarrollados del mundo. Años o décadas después, recalarían en Argentina y el resto del globo.

LEA MÁS: