Los smartphones son un blanco muy atacado por los hackers (Foto: Archivo)
Los smartphones son un blanco muy atacado por los hackers (Foto: Archivo)

Los smartphones son uno de los blancos favoritos de los cibercriminales. ¿Por qué? El 67% de la población tiene móviles y es el dispositivo que más usan los usuarios para conectarse a la red. Por lo tanto, es una gran puerta de entrada para los hackers.

Los usuarios pueden, por ejemplo, ser víctimas de ransomware, tal como se denomina al malware que secuestra y cifra la información de los equipos; spyware, que es software espía o adware que termina minando el móvil de ventanas emergentes y lo ralentiza.

¿Cómo protegerse de estas amenazas?

1. Mantener el sistema operativo actualizado

Cuando se ven el celular un mensaje para actualizar el sistema, no hay que dudar: hay que aceptar y esperar esos escasos minutos necesarios para que el equipo vuelva a estar operativo. Con cada actualización el sistema recibe correcciones o parches de seguridad que protegen el celular contra muchas de las amenazas que circulan por ahí.

2. Evitar las conexiones wifi públicas

Este tipo de conexiones abiertas y sin protección, exponen el tráfico que circula por la red. De ahí que es mejor evitar conectarse a las wifi públicas.

3. Usar una VPN

La VPN o red privada virtual es una herramienta que cifra el contenido. Los datos van a la VPN y del servidor de la VPN a la web que se quiere visitar y ni siquiera el proveedor de internet puede ver los datos que se transfieren por esta vía.

Por eso, puede ser una buena opción para darle a la conexión una capa extra de seguridad y privacidad. Existen varias apps que, de forma gratuita o paga, ofrecen este tipo de cobertura.

4. Descargar apps de tiendas oficiales

Es importante sólo utilizar tiendas oficiales para descargar las aplicaciones y antes de hacerlo, encargarse de rastrear en la web comentarios en sitios especializados y fiables sobre ese servicio que se va a bajar. Con frecuencia surgen investigaciones que dan cuenta de apps inseguras o maliciosas.

5. Evitar hacer clic en cualquier enlace

Es habitual recibir mensajes, correos o WhatsApp que redirigen a otros sitios donde, supuestamente se obtendrá un descuento, se podrá leer una historia ultra novedosa o tener acceso a una app única. Como consigna general, hay que evitar hacer clic en esos enlaces porque podrían redirigir a páginas maliciosas

6. Activar la verificación en dos casos

Los sistemas de doble autenticación (SMS, código o llaves de seguridad) sirven como una capa de seguridad extra para verificar la identidad del usuario. Gmail, Instagram y otros tantos servicios permiten configurar esta opción desde el menú de Ajustes.

La llave de seguridad es uno de los sistemas que se puede configurar como doble factor de autenticación.
La llave de seguridad es uno de los sistemas que se puede configurar como doble factor de autenticación.

Esta herramienta es súmamente útil porque si un hacker logró obtener la contraseña a través de alguna técnica de phishing no podrá entrar a la cuenta porque el sistema le solicitará que verifique su identidad a través del segundo método elegido.

7. Tener una solución de seguridad

Existen varias empresas de seguridad que ofrecen antivirus para el smartphone. Si así se desea, se puede elegir un producto fiable, ejecutarlo y tenerlo actualizado.