Estudio científico revela probabilidad de que los gatos domésticos “tengan un elemento de psicopatía”

Los investigadores de Liverpool se basaron tres características principales de la psicopatía: la audacia, la desinhibición y la mezquindad.

Cuidado con los gatos agresivos. (Foto: difusión)
Cuidado con los gatos agresivos. (Foto: difusión)

Polémica que involucra a los felinos, sobre todo a los doméstico. Resulta que un estudio de científicos de la Universidad de Liverpool y Universidad John Moores, en Reino Unido, analizó el compartimientos de este animal con la participación de 2,042 dueños con conclusiones sorprendentes: es probable que todos los gatos domésticos “tengan un elemento de psicopatía”.

De acuerdo con la investigadora principal, Rebecca Evans, en declaraciones el medio de comunicación RT, este es un trastorno que en su día fue útil para los ancestros de nuestras mascotas “en términos de adquisición de recursos, como la comida, el territorio y oportunidades de apareamiento”.

LOS ASPECTOS DE LA INVESTIGACIÓN

El trabajo de investigación fue publicado en noviembre de este año dentro de la revista Journal of Research in Personality y se centró en cinco aspectos principales: la audacia, que tiene que ver con la dominancia social y los bajos niveles de miedo; la “desinhibición”, que se refiere a los problemas de autocontrol; la “maldad”, caracterizada, por ejemplo, por la falta de empatía; la antipatía hacia otras mascotas; y la antipatía hacia los humanos.

“Los hallazgos proporcionan una visión de la estructura de psicopatía triárquica en los gatos”, concluyó el estudio, haciendo referencia al modelo triárquico, que define la psicopatía como un trastorno compuesto de tres rasgos principales: la audacia, la desinhibición y la mezquindad.

¿CUÁL FUE LA METODOLOGÍA EMPLEADA?

Por otro lado, la herramienta utilizada por los científicos de la Universidad de Liverpool y Universidad John Moores de Liverpool para evaluar la estabilidad mental de los gatos es la primera de su tipo que permite detectar la psicopatía: la llamaron CAT-Tri+. Según sus autores, podría ser útil para mejorar las relaciones entre los gatos y sus respectivos dueños en los domicilios.

“A un gato con una puntuación alta en la escala de audacia le pueden venir bien grandes árboles para gatos y rascadores altos, ya que los elementos de CAT-Tri+ sugieren que un gato audaz disfruta explorando y trepando”, explicó Evans, de la Universidad de Liverpool.

La encuesta fue realizada en forma de un test que incluyó 46 afirmaciones en las que los dueños de los felinos debían caracterizar a sus mascotas según sus percepciones. “Mi gato atormenta a su presa en lugar de matarla directamente”, dijo el dueño de un gato.

ARCHIVO - Los gatos comparten algunas costumbres con los humanos: no les gusta comer cerca de su "cuarto de baño". Foto: Ina Fassbender/dpa
ARCHIVO - Los gatos comparten algunas costumbres con los humanos: no les gusta comer cerca de su "cuarto de baño". Foto: Ina Fassbender/dpa

¿QUE DICEN LOS DUEÑOS?

Entre los comentarios sobre la investigación para evaluar el estado psicológico de los gatos, están los siguientes:

- “Mi gato atormenta a su presa en lugar de matarla directamente”.

- “Mi gato vocaliza fuerte (por ejemplo, maúlla, emite aullidos) sin motivo aparente”.

- “Mi gato es muy excitable (por ejemplo, actúa de forma exagerada y descoordinada)”.

¿POR QUÉ LOS GATOS DOMÉSTICOS NO PUEDEN RUGIR?

Tiene que ver con la fisiología de la laringe y la garganta del gato, que ayudan a crear estas vocalizaciones felinas. “Debido a la forma en que se hacen los ronroneos y los rugidos, estos sonidos son mutuamente excluyentes en los gatos: cualquier especie de gato puede rugir o ronronear, pero no ambos”, dijo John Wible, curador de mamíferos en el Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh.

(Getty Images)
(Getty Images)

El ronroneo es un sonido único porque se crea tanto cuando el gato inhala como cuando exhala. La vocalización parece haber evolucionado primero en los gatos y está muy extendida en la familia Felidae, según Wible. Los gatos que ronronean incluyen el gato doméstico, el lince, el ocelote, el lince, el puma y el guepardo.

“El rugido es mucho más raro entre los gatos y evolucionó en un linaje particular de gatos grandes”, explicó Wible a WordsSideKick.com en un correo electrónico. Estos gatos forman el género Pantheraque incluye leones , tigres , jaguares y leopardos. Una excepción aquí es el leopardo de las nieves, que puede haber perdido su capacidad de rugir, según Wible y un estudio en el Journal of Anatomy.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR