China prepara una ley para castigar a los padres por el mal comportamiento de sus hijos

La medida es un paso más del régimen de Xi Jinping en su estrategia para reprimir a la juventud, cada vez más independiente y alejada del control total que quiere imponer Beijing

Niños salen de una escuela en Shenzhen (REUTERS/David Kirton/archivo)
Niños salen de una escuela en Shenzhen (REUTERS/David Kirton/archivo)

El parlamento de China considerará una legislación para castigar a los padres si sus hijos pequeños exhiben “muy mal comportamiento” o cometen delitos.

En el borrador de la ley de promoción de la educación familiar, los tutores serán amonestados y se les ordenará pasar por programas de orientación de educación familiar si los fiscales encuentran un comportamiento muy malo o delictivo en los niños bajo su cuidado.

“Hay muchas razones por las que los adolescentes se portan mal, y la falta o la educación familiar inadecuada es la causa principal”, dijo Zang Tiewei, portavoz de la Comisión de Asuntos Legislativos del Congreso Nacional del Pueblo (APN).

El borrador de la ley de promoción de la educación familiar, que se revisará en la sesión del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo esta semana, también insta a los padres a organizar tiempo para que sus hijos descansen, jueguen y hagan ejercicio.

En una serie de contundentes medidas, el régimen comunista ha actuado para ordenar lo que considera los excesos del entretenimiento moderno y ha urgido a las plataformas sociales a promover contenido patriótico.

El presidente chino Xi Jinping busca fomentar los valores tradicionales, socialistas y nacionalistas (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/archivo)
El presidente chino Xi Jinping busca fomentar los valores tradicionales, socialistas y nacionalistas (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/archivo)

Así, en los últimos meses, el Ministerio de Educación ha limitado las horas de juego para los menores, lo que les permite jugar videojuegos durante una hora solo los viernes, sábados y domingos.

También ha reducido las tareas y ha puesto coto a la lucrativa industria de los cursos de refuerzo escolar para las materias principales durante el fin de semana y los días festivos, preocupado por la pesada carga académica de los niños abrumados.

Atar corto a la juventud

Numerosos analistas leen estas medidas como una estrategia para reformar una juventud cada vez más alejada de los valores tradicionales, socialistas y nacionalistas defendidos por el presidente Xi Jinping desde su llegada al poder en 2012.

En el radar de Beijing también aparecen los contenidos “vulgares” difundidos en la pequeña pantalla y en las redes sociales, llamadas a privilegiar los valores “patrióticos”.

Al mismo tiempo, China insta a los jóvenes chinos a ser menos “femeninos” y más “varoniles” y de los hogares chinos han desaparecido emisiones de telerrealidad inspiradas en la cultura pop japonesa y surcoreana, algunas telenovelas y, sobre todo, las estrellas de la música con aspecto demasiado femenino.

China prohibió decenas de cuentas de fans del K-pop en medio de la campaña de Xi Jinping por controlar la industria del espectáculo. (Foto AP/Lee Jin-man, archivo)
China prohibió decenas de cuentas de fans del K-pop en medio de la campaña de Xi Jinping por controlar la industria del espectáculo. (Foto AP/Lee Jin-man, archivo)

En su “Propuesta para prevenir la feminización de los adolescentes varones” emitida en diciembre, el Ministerio de Educación instó a las escuelas a promover deportes en el campus como el fútbol.

Controlar la información y el entretenimiento no es nuevo en la China comunista, que en el pasado había censurado a quienes llevaban pendientes o tatuajes o las letras de las canciones de rap.

Esta vez, Beijing encontró un modelo diferente para sus jóvenes: el presidente Xi en persona, cuyo “pensamiento” se encuentra en el programa académico de las escuelas primarias.

(Con información de Reuters y AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR