Avanza la vacuna contra el coronavirus del laboratorio chino CanSino: tras los primeros resultados, será probada en los soldados del ejército

La fórmula todavía no comenzó las últimas etapas de ensayos, pero ya fue autorizada para aplicarse en uniformados del gigante asiático

Laboratorio en Beijing (Reuters)
Laboratorio en Beijing (Reuters)

La vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollada por CanSino Biologics Inc. y la unidad de investigación militar de China demostró ser segura e inducir una respuesta inmunológica en la mayoría de los receptores, dijeron los investigadores el lunes, en base a los resultados de los primeros ensayos.

La candidata de CanSino, llamada Ad5-nCOV, es una de las pocas vacunas que han demostrado ser prometedoras en pruebas con humanos y se están preparando para ensayos en etapas avanzadas, junto con proyectos que involucran a Moderna Inc, BioNTech e Inovio Pharmaceuticals Inc.

Si bien la vacuna de CanSino aún no ha comenzado las últimas etapas de los ensayos clínicos a gran escala para evaluar su eficacia en la prevención de la infección, ha recibido luz verde para su uso en el ejército de China, saltando los procesos científicos habituales. Por el momento, en conversaciones con Rusia, Brasil, Chile y Arabia Saudita para lanzar una prueba de fase III.

Los resultados del estudio de etapa media, publicados en la revista médica Lancet, apoyan la prueba del candidato a vacuna en un ensayo de gran tamaño, con alrededor de 500 voluntarios, dijeron los autores del estudio. Este lunes también se reportaron conclusiones similares de la primera etapa de la fórmula desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

El candidato a la vacuna utiliza un virus llamado adenovirus modificado para transportar material genético de la nueva proteína del coronavirus al cuerpo humano, un método también utilizado por Oxford y AstraZeneca para su candidato a la vacuna.

El logo de CanSino Biologics en el edificio de la compañía en Tianjin, China (Reuters)
El logo de CanSino Biologics en el edificio de la compañía en Tianjin, China (Reuters)

Las respuestas inmunológicas provocadas por la vacuna podrían verse socavadas si la persona inoculada ya ha desarrollado una inmunidad de alto nivel contra el adenovirus a partir de una infección anterior, según afirmaron investigadores chinos en un documento revisado por expertos.

El estudio no reportó efectos secundarios de consideración: los más comunes fueron fiebre, fatiga, y dolor en el punto de inyección de la vacuna.

CanSino cuenta con Lilly Asia Ventures, respaldada por el gigante farmacéutico estadounidense Eli Lilly and Co (LLY.N), como su principal accionista, según datos de Refinitiv.

Se están desarrollando y probando más de 100 vacunas en todo el mundo para intentar detener la pandemia de COVID-19, que ha matado a cientos de miles de personas y ha hecho estragos en la economía mundial.

La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, señaló que la vacuna contra el COVID-19 podría estar en el mercado a disposición de las autoridades sanitarias a mediados de 2021.

En una entrevista con DPA, la experta mostró su esperanza de que al menos “un par” de las 20 candidatas a vacunas funcionen. “Sería muy desafortunado si todos ellos fallan. Es posible tener resultados a principios de 2021. Así que a principios del año nuevo podríamos tener eventualmente una vacuna. Entonces tiene que ser fabricada y ampliada. Así que si somos muy prácticos, entonces estamos mirando a mediados de 2021 cuando tendremos una vacuna que pueda ser ampliamente desplegada”, comentó.

La investigadora también opinó sobre los diferentes estudios que han mostrado que los niveles de anticuerpos parecen disminuir rápidamente después de la infección. En este sentido, señaló que el hecho de que los anticuerpos neutralizantes desaparezcan “no significa que la inmunidad haya desaparecido”.

(Con información de Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Una nueva droga contra el coronavirus mostró resultados “significativos”: no hubo muertes entre quienes la probaron

La Universidad de Oxford anunció los primeros resultados de su vacuna contra el coronavirus: genera anticuerpos y es segura