(Foto ilustración). El USS Ronald Reagan, USS Theodore Roosevelt y USS Nimitz se desplazán en el Pacífico Occidental. (Reuters)
(Foto ilustración). El USS Ronald Reagan, USS Theodore Roosevelt y USS Nimitz se desplazán en el Pacífico Occidental. (Reuters)

Arabia Saudita anunció este miércoles que se ha unido a la coalición naval que Estados Unidos intenta impulsar en el golfo Pérsico para supervisar la seguridad en el estrecho de Ormuz después de los ataques del sábado contra plantas de la petrolera estatal saudí Aramco.

Una fuente del Ministerio de Defensa saudí, que no fue identificada, dijo a la agencia saudí SPA que Arabia Saudita se une a esta alianza internacional con el fin de "proteger a los buques mercantes a través de la navegación segura para garantizar la libertad de navegación marítima y el comercio internacional".

Además de "proteger a los países miembros de la alianza para mejorar la seguridad de los buques que pasan por los corredores" marítimos con el objetivo de "disuadir y contrarrestar las amenazas a la navegación y garantizar la seguridad energética global y flujo continuo de suministros de energía".

Esta área de operaciones de la coalición naval abarca el estrecho de Ormuz, Bab al Mandeb, el mar de Omán y el golfo Pérsico.

Barcos estadounidenses en el estrecho de Ormuz (Reuters)
Barcos estadounidenses en el estrecho de Ormuz (Reuters)

La decisión de Riad se produce en un momento en el que el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, visita Arabia Saudita para coordinar la respuesta de su país a los ataques contra las refinerías de Aramco, que algunas fuentes vinculan a Irán, pese a que todavía se desconocen los resultados de la investigación saudí-estadounidense.

Estados Unidos cuenta por ahora con el apoyo de Reino Unido e Israel para su misión marítima destinada a proteger a los cargueros en el estrecho de Ormuz, mientras que otros países como Alemania se han negado a darle su respaldo.

En el estratégico golfo Pérsico, por el que cruza una quinta parte del crudo mundial, se han producido desde el pasado mayo una sucesión de ataques a petroleros y buques cisterna de los que Washington ha responsabilizado a Teherán, que se ha desvinculado de los mismos.

Imagen que muestran el daño que se produjo en la refinería de la gigante petrolera estatal Aramco.
Imagen que muestran el daño que se produjo en la refinería de la gigante petrolera estatal Aramco.

El pasado sábado, dos refinerías de Aramco, claves para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas causando una reducción de cerca del 50 % de su producción.

La acción fue reivindicada por los rebeldes hutíes del Yemen, apoyados por Irán, pero la coalición árabe liderada por Riad aseveró que se produjo con armas "iraníes" y que no fue lanzada desde el Yemen.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: