La planta de fabricación de agua pesada en Arak (Archivo)
La planta de fabricación de agua pesada en Arak (Archivo)

El director de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, aseguró que este domingo que su país se prepara para reanudar las actividades en el complejo de agua pesada de Arak, violando nuevamente las disposiciones del Acuerdo Nuclear firmado en 2015 con la comunidad internacional, que en estos momentos está siendo renegociado en Viena, Austria.

Salehi realizó estas declaraciones en una reunión con miembros del parlamento iráni, según indicó la agencia persa ISNA. En el encuentro también indicó que "los enemigos de Irán saben que tenemos la ciencia y la capacidad para producir energía nuclear".

"Pero no tenemos la intención de producir armas nucleares, y no lo estamos buscando", agregó.

Ali Akbar Salehi, director de la Organización de Energía Atómica de Irán (@Menrireports)
Ali Akbar Salehi, director de la Organización de Energía Atómica de Irán (@Menrireports)

El complejo nuclear de Arak, en el noroeste del país, es uno de los pilares el programa atómico iraní. Alberga una planta de fabricación de agua pesada abierta en 2006 y un reactor nuclear que funciona con uranio natural y se encuentra en construcción, el IR 40. 

El acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés y destinado a limitar el programa nuclear iraní a fines pacíficos a cambio de levantar las sanciones económicas en contra de Teherán, quedó herido de muerte cuando Estados Unidos se retiró en 2018, restableciendo estas medidas coercitivas.

Los restantes firmantes, Rusia, China, Reino Unido, Alemania y Francia, intentan mantenerlo a flote y se encuentran reunidos con Irán en Viena, sede del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)

El reactor nuclear de Bushehr en Irán
El reactor nuclear de Bushehr en Irán

Con respecto a Arak, el JPCOA precisamente pone un freno a la construcción del IR 40 hasta que sea rediseñado para cumplir con ciertas condiciones y salvaguardas destinadas a evitar su uso militar, y establece un límite al stock de agua pesada (130 toneladas) que el país puede producir y almacenar.

Arak constituye un peligro de proliferación nuclear ya que el agua pesada es utilizada para enfriar reactores nucleares operados con uranio natural, como el IR40. Estos reactores, a diferencia de los que utilizan uranio enriquecido, producen plutonio como subproducto, el cual puede utilizarse en la fabricación de bombas nucleares.

Negociaciones difíciles en Viena

Irán advirtió este domingo a los europeos que no obstaculicen sus exportaciones de petróleo y que la multiplicación de incidentes entre buques petroleros, como los ocurridos recientemente en el Golfo Pérsico y en el Mediterráneo, compromete los esfuerzos por salvar el acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear.

Abbas Araghchi (centro derecha), viceministro de Extereiores iraní, junto a la Secretaria General del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea, Helga Schmid (centro izquierda), en Viena durante el encuentro de negociaciones para mantener el JCPOA (ALEX HALADA / AFP)
Abbas Araghchi (centro derecha), viceministro de Extereiores iraní, junto a la Secretaria General del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea, Helga Schmid (centro izquierda), en Viena durante el encuentro de negociaciones para mantener el JCPOA (ALEX HALADA / AFP)

"Cualquier obstáculo a la manera en la que Irán exporta su petróleo va en contra del JCPOA", señaló el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abas Araghchi, de acuerdo a la agencia AFP.

El diplomático hizo referencia expresa a la captura a principios de julio del petrolero iraní "Grace 1" por parte de las autoridades británicas en las costas de Gibraltar, que contribuyó a acentuar un contexto de tensiones en el Golfo.

Poco después buques de guerra iraníes capturaron un petrolero de bandera británica, el Stena Impero, en el Estrecho de Ormuz, potenciando la escalada.

Teherán consideró vital el mantenimiento de su capacidad de exportar su petróleo, principal garantía obtenida en el acuerdo concluido hace cuatro años con las grandes potencias a cambio de limitar sus actividades nucleares.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: