La foto arruinada por una invitada y su teléfono (@HannahMbalenhleStanley)
La foto arruinada por una invitada y su teléfono (@HannahMbalenhleStanley)

"A la chica con el iPhone…. No sólo arruinaste mi foto, sino que le quitaste ese momento al novio, al padre de la novia y a la novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿Mirarla todos los días? No. No lo harás".

Hannah Mbalenhle Stanley no podía contener la indignación. La fotógrafa profesional de Fort Worth, Texas, se especializa en casamientos. Y, desde hace bastante tiempo, combate contra una práctica que le dificulta enormemente el trabajo: la tendencia de los invitados a registrar cada momento con sus celulares.

Pero la semana pasada vivió una experiencia que superó todas las anteriores. Tenía todo preparado para capturar la foto perfecta de la novia y su padre entrando a la iglesia, cuando una invitada extendió su brazo para fotografiar el instante, tapándole la visión. Literalmente, arruinó una de las tomas más importantes de toda la ceremonia.

Stanley sintió la necesidad de contar lo sucedido en un intenso mensaje publicado en Facebook, destinado especialmente a esa joven y a los invitados a casamientos en general. Más de 160.00 personas reaccionaron ante la publicación.

Hannah Mbalenhle Stanley, la fotógrafa indignada (@HannahMbalenhleStanley)
Hannah Mbalenhle Stanley, la fotógrafa indignada (@HannahMbalenhleStanley)

"Mi novia habría impreso esta foto, la habría mirado a menudo y recordado ese momento mientras su padre la llevaba al altar el día de su boda. Pero, en lugar de eso, querías tomar una foto con tu teléfono, bloqueando mi vista, y tomando una foto que no usarás", dijo la profesional.

"Invitados, por favor, dejen de ver las bodas a las que asisten a través de una pantalla. Mejor, apaguen su teléfono y disfruten de la ceremonia. Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario, no asistirían a la boda. Así que, por favor, déjenme hacer mi trabajo, y sólo siéntense, relájense y disfruten de ese momento único en la vida", agregó.

La mayoría de los usuarios que respondieron le manifestaron su apoyo. "Tu punto está bien entendido, Hannah. Yo no hago bodas, pero también soy fotógrafo profesional y con frecuencia me sorprende lo grosera que es la gente", escribió John McCarthy.

"¡Estén en el momento! Guarden sus teléfonos. ¡Las fotos profesionales son la bomba!", dijo Sherry Wyatt Cohron.

A continuación, el descargo completo de Stanley:

A la chica con el iPhone…. No sólo arruinaste mi foto, sino que le quitaste ese momento al novio, al padre de la novia y a la novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿Mirarla todos los días? No. No lo harás. Pero mi novia habría impreso esta foto, la habría mirado a menudo y recordado ese momento mientras su padre la llevaba al altar el día de su boda. Pero, en lugar de eso, querías tomar una foto con tu teléfono, bloqueando mi vista, y tomando una foto que no usarás. Invitados, por favor, dejen de ver las bodas a las que asisten a través de una pantalla. Mejor, apaguen su teléfono y disfruten de la ceremonia. Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario, no asistirían a la boda. Así que, por favor, déjenme hacer mi trabajo, y sólo siéntense, relájense y disfruten de ese momento único en la vida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: