El canciller chino Wang Yi (AP)
El canciller chino Wang Yi (AP)

China advirtió el martes contra la apertura de una "caja de Pandora" en Oriente Medio después de que Estados Unidos anunciara el despliegue de 1.000 soldados adicionales en la región en medio de la escalada de tensión con Irán.

El ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi también instó a Irán a no abandonar el acuerdo nuclear "tan fácilmente" después de que Teherán dijera que superaría su límite de reservas de uranio en 10 días si las potencias mundiales no cumplen sus compromisos.

Estados Unidos aumentó la presión el lunes sobre Irán, anunciando el despliegue de tropas adicionales en Oriente Medio y publicando nuevas fotografías que, según dijo, mostraban que Teherán estaba detrás de un ataque a un buque cisterna en el golfo de Omán la semana pasada.

En declaraciones a la prensa, Wang ha reconocido que "por supuesto", China está "muy preocupada" por la situación en el Golfo y ha pedido a todas las partes que rebajen la tensión y no se encaminen hacia el choque.

"Pedimos a todas las partes que sean racionales y ejerzan contención, y no emprendan ninguna acción de escalada que alimente las tensiones regionales y abra la caja de Pandora", ha reclamado el ministro de Exteriores chino.

"En particular, Estados Unidos debería alterar sus métodos de presión máxima. Cualquier conducta unilateral no tiene ninguna base en el Derecho Internacional", sostuvo Wang, advirtiendo de que ello podría crear "una crisis incluso mayor".

El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani
El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani

Las tensiones entre Teherán y Washington se han intensificado desde que Estados Unidos abandonó el acuerdo de supervisión del programa nuclear iraní e incluyó en su lista negra de organizaciones terroristas a los Guardias de la Revolución.

Wang instó a Irán a "tomar decisiones prudentes" y a no "abandonar tan fácilmente" el acuerdo que pretende mantener a raya las ambiciones nucleares de Teherán.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, anunció el 8 de mayo que Irán dejaría de observar las restricciones sobre sus reservas de uranio enriquecido y agua pesada acordadas en el acuerdo, una medida que, según dijo, era una represalia por la retirada unilateral de Estados Unidos.

Irán amenaza con ir aún más lejos en la reducción de los compromisos nucleares para el 8 de julio, a menos que los restantes socios del acuerdo – Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia – le ayuden a eludir las sanciones de Estados Unidos, y, especialmente, le permitan vender su petróleo.

"La determinación de China de salvaguardar el acuerdo integral no ha cambiado", dijo Wang.

"Estamos dispuestos a trabajar con todas las partes para seguir esforzándonos por la aplicación plena y efectiva del acuerdo".

Con información de AFP y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: