(AP)
(AP)

La Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI) anunció este lunes que a finales de junio sus reservas de uranio enriquecido superarán el límite de 300 kilogramos estipulado en el acuerdo nuclear de 2015.

"Hoy empieza la cuenta atrás para que las reservas superen los 300 kilogramos de uranio enriquecido, y dentro de 10 días, el 27 de junio, pasaremos ese límite", aseguró el vocero de la AEAI, Behruz Kamalvandí.

En una rueda de prensa televisada desde el reactor de agua pesada de Arak, Kamalvandí insistió en que han cuadruplicado la producción de uranio y que el ritmo "va a ir acelerándose".

El portavoz informó asimismo de que en dos meses y medio se superará también el umbral de 130 toneladas permitidas de almacenamiento de agua pesada.

Irán decidió el pasado 8 de mayo suspender la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares en respuesta a la retirada de EEUU del pacto de 2015 y al fracaso del resto de firmantes en contrarrestar las sanciones estadounidenses.

Los cancilleres de los países firmantes del acuerdo nuclear, reunidos en las negociaciones de 2015 (Archivo)
Los cancilleres de los países firmantes del acuerdo nuclear, reunidos en las negociaciones de 2015 (Archivo)

Justo al cumplirse un año de la salida unilateral de EEUU del histórico acuerdo, el presidente iraní, Hassan Rohani, anunció que dejaban de exportar los excedentes de agua pesada y uranio enriquecido.

Rohani dio, además, una moratoria de 60 días al resto de signatarios (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) para que solventen las actuales restricciones al sistema bancario iraní y a la venta de petróleo.

De no garantizarse estos puntos, el mandatario advirtió de que tampoco cumplirán con el compromiso de mantener el enriquecimiento de uranio por debajo del 3,67 por ciento y completarán el reactor de agua pesada de Arak.

En cuanto a esta segunda etapa, el portavoz de la AEAI adelantó que enriquecer uranio por encima del citado límite del 3,67 por ciento "no llevará mucho tiempo", tanto solo -precisó- "uno o dos días".

Kamalvandí explicó que los próximos escenarios serán determinados por las autoridades iraníes "según las necesidades del país" y que todavía esperan las órdenes.

Estos nuevos pasos, incluido el rediseño de Arak, dependen de la reacción de los otros firmantes del pacto nuclear, especialmente de los países europeos que, según el portavoz, "todavía tienen tiempo".

No obstante, advirtió de que Irán no va a ampliar el plazo de 60 días otorgado en mayo, pese a que Europa expresó su rechazo a cualquier ultimátum.

Kamalvandí señaló que Irán hace dos análisis sobre el incumplimiento de Europa de sus obligaciones: "El primero es que no quieren cumplir con su compromiso y, el segundo, es que no tienen la capacidad necesaria o no pueden enfrentarse a su rival (EEUU)".

"Deben tomar medidas cuanto antes porque según avancemos (en el programa nuclear) va a ser más difícil regresar a la situación original", aseveró.

El acuerdo nuclear de 2015 limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la retirada de EEUU y sus medidas contra el país persa lo han debilitado seriamente.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: