La puerta del consulado saudita en Estambul, donde supuestamente fue asesinado Jamal Khashoggi (Reuters)
La puerta del consulado saudita en Estambul, donde supuestamente fue asesinado Jamal Khashoggi (Reuters)

Las autoridades turcas arrestaron en Estambul a dos personas sospechosas de ser espías de Emiratos Árabes Unidos e investigan eventuales vínculos con el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, informó este viernes la agencia de prensa estatal Anadolu.

La detención de estas dos personas, en una fecha que no fue precisada, se produce más de seis meses después del asesinato de Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, un caso que desató una ola de indignación en el mundo.

Según la agencia de prensa turca DHA, los dos sospechosos fueron entregados a las autoridades judiciales tras un interrogatorio.

Un alto funcionario turco preguntado por la AFP sobre estos arrestos se negó a comentar la información.

Jamal Khashoggi (REUTERS/File Photo)
Jamal Khashoggi (REUTERS/File Photo)

El gobierno turco mantiene relaciones delicadas con Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, dos países que impusieron un bloqueo económico a Catar, aliado de Turquía.

Tras el asesinato de Khashoggi, dirigentes y medios de comunicación turcos señalaron con el dedo al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, conocido como "MBS".

Khashoggi, que colaboraba con el Washington Post y cuyo cuerpo continúa en paradero desconocido, era un crítico de "MBS", que niega cualquier implicación en su muerte.

Activistas por los derechos humanos exigen respuestas sobre la desaparición de Jamal Khashoggi frente al consulado saudita en Estambul el 9 de octubre (REUTERS/Osman Orsal)
Activistas por los derechos humanos exigen respuestas sobre la desaparición de Jamal Khashoggi frente al consulado saudita en Estambul el 9 de octubre (REUTERS/Osman Orsal)

Tras haber negado el asesinato en un primer momento, Riad dio posteriormente varias versiones contradictorias y ahora sostiene que Khashoggi murió durante una operación no autorizada por el poder.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan afirmó en varias ocasiones que seguiría investigando el asesinato de Khashoggi y lamentó la falta de cooperación de las autoridades saudíes.

Con información de AFP 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: