El jefe de la Unión de Fascistas Británicos Oswald Mosley inspecciona su guardia de honor sen Milbank
El jefe de la Unión de Fascistas Británicos Oswald Mosley inspecciona su guardia de honor sen Milbank

En los últimos días la polémica figura del dirigente político fascista más famoso de Gran Bretaña, Oswald Mosley, (se casó con Diana Mitford en la casa de Joseph Goebbels en presencia de Adolf Hitler) volvió a la escena pública a partir de los múltiples homicidios ocurridos en Nueva Zelanda la semana pasada.

El australiano Brenton Tarrant, acusado de asesinar a cincuenta personas en la ciudad de Christchurch, escribió en un Manifiesto de 73 páginas su admiración por quien fuera el fundador de la Unión de Fascistas Británicos en 1932, expresando "estar de acuerdo con los puntos de vista de Sir Oswald Mosley y me considero un eco-fascista por naturaleza".

Un año después, y en simultáneo con el ascenso de Adolf Hitler al poder en Alemania, Mosley fijó su posición en torno a la cuestión de los inmigrantes, postura que guarda una asombrosa coincidencia con los debates de fondo que giran alrededor de la aprobación o el rechazo del Brexit.

"Toda la inmigración será detenida. Gran Bretaña para los británicos es nuestro lema, y toda Gran Bretaña es requerida para los británicos. Además, todos los extranjeros que ya hayan sido naturalizados serán deportados a menos que hayan demostrado ser ciudadanos valiosos de Gran Bretaña", escribía.

De cuna aristocrática, Mosley nació en 1896 en Londres y murió en 1980 en Francia. Egresado de la academia militar de Sandhurst fue herido durante la Primera Guerra Mundial, y al finalizar ésta en 1918, se convirtió en el legislador más joven de la Cámara de los Comunes en representación del Partido Conservador.

Desilusionado con las políticas de los Tories respecto de Irlanda, tierra de sus ancestros, Mosley pasó a integrar las filas del Partido Laborista, del que también renegaría para formar un movimiento político llamado Nuevo Partido que tendría efímera duración por la amplia derrota sufrida en las elecciones de 1931.

Desorientado políticamente dirigió su atención hacia la figura de Benito Mussolini, a quien visitó personalmente en enero de 1932. Persuadido del programa de gobierno y la organización institucional del Duce, decidió fundar la Unión de Fascistas Británicos (UFB) en octubre de 1932, adoptando sus militantes la tradicional camisa negra que también lucían los partidarios de Mussolini, estimándose en alrededor de cuarenta mil la cantidad de adherentes al partido.

El dictador italiano Benito Mussolini con Oswald Mosley durante un viaje de éste a Italia en 1936
El dictador italiano Benito Mussolini con Oswald Mosley durante un viaje de éste a Italia en 1936

Entre 1920 y 1933 Mosley estuvo casado con Lady Curzon, hija de un Virrey de la India, y tres años después la muerte de ésta, el líder fascista formalizó su relación con Diana Mitford, cuyo padre Lord Redesdale era el primo de la esposa de Winston Churchill. La amistad de Unity, hermana de Diana, con Adolf Hitler fue determinante para la elección del lugar de la boda: la casa de Joseph Goebbels, y como era de esperar, el Führer asistió a la ceremonia. Por esos días Inglaterra era sacudida con la noticia de la abdicación del Rey Eduardo VIII, el Duque de Windsor a quien Mosley había tratado durante sus años escolares, y con quien se reencontraría varios años después en Francia.

Oswald Mosley y Lady Cynthia Curzon el día de su casamiento el 11 de mayo de 1920
Oswald Mosley y Lady Cynthia Curzon el día de su casamiento el 11 de mayo de 1920

Las hermanas Mitford disfrutaron de los Juegos Olímpicos de Berlín mientras paseaban por la ciudad en un lujoso Mercedes Benz que les entregara Hitler en persona. Las esposas de los más altos jerarcas nazis compartían muchas actividades con las intrépidas inglesas, las que habían sido magistralmente retratadas por Evelyn Waugh en su novela "Vile bodies", publicada en 1930. De hecho el libro estuvo dedicado a Diana y a su primer marido, Bryan Guinness, heredero del emporio de la famosa cerveza.

Mientras desarrollaba con firmeza su cruzada contra lo que consideraba el triángulo del mal, el capitalismo especulador, el marxismo y la masonería, Mosley supo de boca su esposa un secreto que Hitler le había transmitido a ella en agosto de 1939: la decisión de invadir Polonia el mes siguiente, hecho que daría inicio a la Segunda Guerra Mundial.

Diana Mitford fue la segunda esposa de Mosley
Diana Mitford fue la segunda esposa de Mosley

Presionado por todo el arco político el Primer Ministro Winston Churchill resolvió ilegalizar la Unión de Fascistas Británicos y ordenó detener y encarcelar a 740 de sus líderes, entre ellos Oswald Mosley, quien permaneció encerrado en la Prisión de Holloway hasta 1943 cuando la guerra comenzó a inclinarse para los países aliados.

Finalizada la contienda bélica Mosley fundó el Union Movement desde donde comenzó a esbozar su nuevo ideario político más acorde al equilibrio que, según su opinión, debería mantener el gobierno inglés frente al aumento de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia en el marco de la creciente Guerra Fría.

Habiéndose radicado en París casi toda la década del ´50, a fines de 1959 Mosley retomó sin éxito su actividad política en Inglaterra, criticando una vez más, la política inmigratoria del gobierno. En 1968 publicó su autobiografía, y en 1977 llegó a ser propuesto como rector de la Universidad de Glasgow. Murió en Orsay, Francia en 1980, en tanto que su esposa Diana falleció en agosto de 2003.

Un año antes se hicieron públicos los legajos oficiales del MI5 (Security Service) que muestran un perfil acabado de una de las parejas más polémicas de la Inglaterra del siglo XX. Diana Mosley, expresaba el documento, "es mucho más inteligente y más peligrosa que su marido y nada la detendrá para conseguir sus intereses. Ella es extremadamente ambiciosa".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: