Al presentarse ante un tribunal un día después de su masacre en Nueva Zelanda el 15 de marzo, Brenton Tarrant realizó con su mano derecha un gesto de la ideología “White Power” (Supremacía Blanca) (Reuters)
Al presentarse ante un tribunal un día después de su masacre en Nueva Zelanda el 15 de marzo, Brenton Tarrant realizó con su mano derecha un gesto de la ideología “White Power” (Supremacía Blanca) (Reuters)

El australiano acusado de asesinato por el baño de sangre en dos mezquitas de Nueva Zelanda planea representarse a sí mismo durante el juicio y parece "congruente", dijo este lunes su abogado designado por la corte.

Brenton Tarrant fue acusado el sábado por asesinato por una corte de la localidad neozelandesa de Christchurch, durante una breve comparecencia durante la cual hizo un signo con la mano propio de los supremacistas blancos.

El abogado de oficio Richard Peters, quien lo representó durante la audiencia preliminar, dijo a la AFP que el australiano, de 28 años, "indicó que no quiere un abogado".

"Quiere representarse a sí mismo", señaló Peters, quien consideró que en el caso de Tarrant no se plantea la cuestión de la responsabilidad penal.

"Apareció como alguien congruente y que no sufre discapacidad mental. Así apareció. Parecía comprender lo que ocurría", dijo Peters.

El ataque el viernes contra dos mezquitas de Christchurch, que el acusado grabó y transmitió en directo en redes sociales, dejó 50 muertos y decenas de heridos.

(AP)
(AP)

Control de armas

Por otro lado, el gobierno de Nueva Zelanda anunció este lunes que mantuvo una reunión de gabinete en la que tiene un "principio de acuerdo" para aumentar el escrutinio sobre el mercado de venta de armamento en el país.

"Hay muchos neozelandeses que cuestionan que haya armas semiautomáticas disponibles", dijo en rueda de prensa la primera ministro Jacinda Ardern, que evitó precisar si la reforma incluirá, tal como se esperaba que anunciara, la prohibición de este tipo de armas, utilizadas en el atentado.

Según Ardern, los detalles de las medidas se darán a conocer antes de una reunión del Ejecutivo el próximo lunes, y consideró que "el momento de actuar es ahora".

La primera ministra neozelandesa añadió que la reforma no estará dirigida contra los propietarios de armas, en especial en zonas rurales, pero alentó a los que tengan armas en casa a entregarlas a la Policía.

"Si alguien tiene un arma y está preocupado por los hechos del viernes le invitamos a entregarla a la Policía y le animo a hacerlo", dijo.

Andern anunció también una investigación sobre el ataque contra dos mezquitas perpetrado el viernes en Christchurch, que planteó dudas sobre cómo el presunto autor –un supremacista blanco–, quien no fue detectado por las agencias de inteligencia.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: